Recuerdan a la comunidad sostener diariamente la prevención contra el dengue

Compartir

Mediante las medidas difundidas por los especialistas sanitarios del Ministerio de Desarrollo Humano

Reiteran a los vecinos que es fundamental cumplir con las medidas destinadas a la prevención del dengue, las cuales se basan especialmente en el control de los criaderos de mosquitos, mediante el tratamiento adecuado de los recipientes y en evitar las picaduras del insecto.

En ese sentido, desde la cartera de salud provincial recordaron la importancia de no abandonar la lucha contra el dengue, sobre todo porque se acerca la primavera y los días comienzan a ser más cálidos y húmedos, propicios para la reproducción del mosquito.

El control de criaderos, llamados “focos”, debe hacerse todos los días, eliminándolos cuando no se utilizan; colocándolos boca abajo o bajo techo cuando son usados para alguna tarea, o tapándolos cuando, por ejemplo, se usan para juntar agua, para evitar así que el mosquito coloque sus huevos en estos recipientes.

“Las fumigaciones no son la solución porque solo matan a los mosquitos en su estado adulto”, remarcaron los especialistas y explicaron que es solo “una medida para acompañar a las demás que son la clave para la prevención” e insistieron en que “los importante es trabajar en las casas con los criaderos y controlarlos”.

En ese sentido, alentaron a que los vecinos sigan las recomendaciones, revisando el interior de las viviendas, los patios y alrededores; limpiando, ordenando o desechando “porque es la única manera de que no se formen estos focos de reproducción de los mosquitos”, enfatizaron. 

Usar repelente para evitar las picaduras, es otro de los cuidados que debe ser un hábito para prevenir el dengue. Debe aplicarse cada dos horas como mínimo y a lo largo de todo el día, más que nada si se va permanecer al aire libre, al amanecer y atardecer, horario en que los mosquitos se alimentan de sangre, a través de las picaduras.

Completar las medidas matando las larvas

Informaron una vez más que el larvicida que entregan los brigadistas de manera gratuita cuando visitan las casas “es muy efectivo para el control de los criaderos” porque elimina las larvas, evitando que sigan creciendo y se transformen en mosquitos adultos que pican y transmiten la enfermedad.

Aconsejaron que debe aplicarse, según las instrucciones y demostraciones que dan los operadores; por ejemplo, en los recipientes que se usan para juntar agua, pero no pueden taparse ni eliminarse: aljibes, tanques, cisternas y similares. 

Además, puede usarse en otros lugares, ya que no es perjudicial para los humanos ni para las mascotas. En rejillas y sumideros, neumáticos, bebederos de animales, floreros, cubetas de dispenser, portamacetas, canaletas y piletas de lona, entre otros.