Compartir

Desde el ministerio de Desarrollo Humano provincial recomiendan a la población tomar ciertos recaudos para evitar golpes de calor, entre los que destacan mantenerse hidratados y evitar la exposición al sol en horarios no sugeridos.

Según indican los profesionales, lo que comúnmente conocemos como “golpe de calor”, es un cuadro que se produce cuando la temperatura corporal se eleva por arriba de los 40 cº y puede ser causado por los efectos del calor ambiental excesivo. Esto provoca que el organismo no sea capaz de regular una adecuada temperatura y de disipar el calor concentrado.

Algunas de las sugerencias son: mantenerse bien hidratado, ingiriendo al menos 2 litros de agua a lo largo del día, preferentemente fresca. En el caso de bebés lactantes es necesario dar el pecho a demanda, todas las veces posibles. Consumir frutas y verduras que contengan abundante agua, evitar las bebidas artificiales con colorantes, azúcares, saborizantes y cafeína. Evitar consumir alimentos de venta callejera.

Evitar exponerse a los rayos solares entre las 10 y las 18 hs, usar protector solar para proteger la piel durante el tiempo de exposición al sol, vestirse con ropa de telas livianas, calzados frescos, en ambos casos de colores claros. No dejar a los niños, adultos mayores y mascotas dentro de ambientes cerrados o de vehículos.

Síntomas

Si la persona manifiesta naúsea o vómito, dolores de cabeza, calambres, deshidratación, fatiga o somnolencia, taquicardias o convulsiones; es probable que esté transitando por un golpe de calor.

¿Qué hacer?

Frente a este cuadro, aconsejan colocar a la persona en un lugar fresco y aflojar sus ropas, enfriarlo rápidamente mediante un baño con agua fresca o aplicando paños húmedos en todo el cuerpo, especialmente en cabeza, nuca y muñecas. Llevarla rápidamente al hospital o centro de salud más cercano y no medicarla.