Recuerdan la importancia de la prevención en las casas para evitar al vector del dengue

Compartir

Este sábado, 2 de septiembre, continúan los trabajos de la Campaña contra el  vector del dengue, zika y chikungunya, con trabajos que alcanzarán espacios públicos y domicilios de los vecinos de distintos barrios capitalinos. Autoridades sanitarias recordaron a la comunidad la necesidad de evitar que este insecto se reproduzca en las casas.

El Ministerio de Desarrollo Humano provincial detalló que para las tareas de prevención de vector de estas enfermedades, los móviles provistos con maquinarias fumigadoras especiales, termoniebla y equipos técnicos procederán a realizar rociado de insecticidas en calles y otros lugares, como pasajes, paseos y plazas de diferentes puntos de la ciudad.

Es así que en esta jornada, los sectores de la ciudad donde se trabajará son: Itatí II, Itatí I, San Antonio I, San Antonio II, San Andrés, Lisbel Ribira, Urbanización España, San Juan I, San Juan II, Timbo I, Federación, Venezuela, Fontana, Independencia, San José Obrero, San Pio X, Lote 4, Villa Jardín, Bernardino Rivadavia, Lote 15, San Martín Norte, San Martín Sur, San Miguel, Militar, Villa Hermosa, Emilio Tomás, El Resguardo, La Floresta, Villa Belgrano, Villa Lourdes, San Agustín, Vial, Militar, Fleming.

Sobre la Campaña detallaron que se busca eliminar en su fase adulta y de larva al mosquito Aedes aegypti, vector de las enfermedades. Para ello, se utilizan elementos insecticidas que actúan en el ambiente y no presentan ningún tipo de toxicidad ni peligro para las personas, plantas o animales.

Vigilancia en el hogar

“La medida preventiva más importante es la eliminación en las casas de criaderos de mosquitos”, resaltaron desde la cartera sanitaria provincial y detallaron una serie de medidas para sumar a la rutina de la familia.

El trabajo principal es mantener limpio, descarcharrizado y libre de recipientes sin uso el patio de cada hogar. Muchos de los recipientes donde el mosquito se cría no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados). Estos recipientes deben ser eliminados.

Si no pueden eliminarse porque se usan permanentemente, debe evitarse que acumulen agua limpia, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos permanentemente (portamacetas, bebederos).

Se recomienda también cambiar el agua de floreros y bebederos de animales día por medio. Tapar los recipientes utilizados para almacenar agua (tanques, barriles, toneles); agujerear, romper, aplastar o colocar arena en aquellos recipientes que no puedan ser eliminados y cuya permanencia pueda constituir potenciales criaderos de mosquitos; limpiar las canaletas y desagües pluviales de la casa.

Para evitar las picaduras no se exponga al sol durante las horas de mayor actividad del mosquito (mañana y tarde) y si debe hacerlo utilice repelente cada tres horas. Cubra sus brazos y piernas con ropa holgada y cómoda.

La prevención es el único camino para evitar el vector del dengue y es una tarea de todos los días y de toda la comunidad.