Compartir

Mujeres que residen en la comunidad Lote 8, situada en la zona oeste de la provincia, fueron beneficiadas por un nuevo operativo de salud llevado a cabo por la Red Provincial de Ecografías, dependiente del ministerio de Desarrollo Humano.

Mediante un trabajo planificado y sistemico, profesionales trabajaron una vez más de manera articulada entre los distintos efectores, en este caso con el equipo del centro de salud Lote 8 con el objetivo de reforzar los controles, estudios de diagnóstico por imagen y brindar consejería para cuidar la salud integral.

Ambos equipos estuvieron conformados por ginecólogos, obstetras, enfermeros y  agentes sanitarios; quienes se enfocaron por un lado en la realización de ecografías para “la captación de nuevas embarazadas y el seguimiento de rutina  (trimestral) que corresponde a las mujeres en gestación más avanzada”, comentaron los referentes a cargo.

A esto sumaron otros controles prenatales realizados por los obstétricos como: medición del crecimiento uterino, latidos fetales, tensión arterial, nivel de glucosa en sangre, peso de la embarazada, chequeo del carnet de vacunación y otros determinados específicamente por el profesional médico según cada caso.

Del mismo modo, fueron concretadas ecografías a  las mujeres en general como parte del seguimiento obstétrico y ginecológico que se efectúa a la población femenina de distintas edades. También a las que presentaban indicación para la realización de ecografías luego de la consulta médica debido a diferentes síntomas.

Cuidados en el embarazo

Asimismo fueron ofrecidos numerosos consejos sobre los cuidados necesarios durante el embarazo; por un lado para cuidar la salud de la mamá a través de la alimentación sana, los controles programados, acudir al médico si se presentan signos de alarma, tener las vacunas al día y cumplir con los estudios y chequeos médicos indicados por el equipo de salud.

Esto fue completado con la difusión de pautas para cuidar al recién nacido y a los bebés entre los primeros meses y el año de vida. Al respecto se instó a que los niños tengan los controles pediátricos. Y se explicó a las madres la importancia de que a partir de los seis meses de edad, se incorpore a la lactancia materna (teta),  los alimentos complementarios para evitar trastornos nutricionales en el crecimiento y desarrollo.