Compartir

Se señaló desde la Defensoría del Pueblo, que lo que debiera conmemorarse en el día de la fecha como algo histórico que representó el encuentro de dos mundos, dos civilizaciones, Europa y América, que beneficiara y enriqueciera a ambas, fracasó, por la ambición y la soberbia de los Conquistadores que con su mayor poder bélico sojuzgaron al aborigen y si bien pretendieron aniquilarlo, por suerte no lo pudieron hacer. Hoy debemos continuar tomando conciencia de la necesidad de resolver los inconvenientes con que se encuentran los Pueblos Aborígenes y de las deudas pendientes que hay con ellos; por eso el Día del Indio Americano se celebra cada año en conmemoración al Congreso Indigenista Interamericano celebrado en México, el 19 de abril de 1940. Argentina adhirió al documento e instituyó el 19 de abril en el año 1945, mediante el Decreto del PEN Nº 7550. Recién con la reforma constitucional de 1994 se incorpora el reconocimiento de los indígenas en la Constitución, ya que en su artículo 75 se incluyó entre las responsabilidades del Congreso Nacional el reconocimiento de la preexistencia étnica y cultural de los pueblos originarios, el derecho y respeto a su identidad, como así también a una educación bilingüe e intercultural.

El Ombudsman Provincial, José Leonardo Gialluca, consideró como relevante estas fechas que nos sirven como herramientas para continuar trabajando a favor de una mayor inclusión social de los aborígenes, y nos ayuda a repensar nuestros orígenes, toda vez que el Conicet, ha determinado que más del 51% de la población argentina tiene sangre indígena, por ello todavía queda mucho trabajo por hacer, valorando sus costumbres y respetándolos siempre, situación que se viene revirtiendo en nuestra provincia; y así en el marco de esos procesos  fue sancionada la Ley Integral del Aborigen Nº 426 (1984), norma pionera en la Argentina al formular un reconocimiento igualitario y distinto a los Pueblos Aborígenes de Formosa, lo que permitió el reconocimiento legal de las comunidades indígenas, la entrega en propiedad de la tierra y la instauración del sistema de educación intercultural bilingüe, proporcionando de esta manera al Estado Provincial herramientas suficientes para el desarrollo de acciones positivas. La Provincia de Formosa es una provincia diversa; constituye un mosaico cultural en la cual habitan los Pueblos Toba (Qom), Pilagá y Wichí. Los dos primeros pertenecen al grupo lingüístico guaycurú y el tercero al mataco-mataguayo y, desde ese punto de vista, la diversidad es aún mayor, puesto que se hablan en el territorio provincial 17 variantes dialectales .Las comunidades tobas en su mayoría se localizan en el este provincial, en el centro las pilagá y la mayor concentración de población wichí se encuentra en el oeste de la Provincia.

Consultado el funcionario acerca de lo que viene sucediendo en los últimos tiempos con los distintos hechos de violencia en Ingeniero Juárez y cortes de rutas en diferentes lugares de la provincia, señaló que en esto no existe responsabilidad de la mayoría de los Pueblos Originarios de Formosa, “sino más bien de fundamentalistas como lo es el pseudo cacique Félix Díaz quien ha pedido una intervención federal a nuestra provincia y de algunos sectores políticos – que utilizan a los aborígenes para sacar réditos políticos- sin importarles que es lo que le sucede a las familias aborígenes y ello se puede percibir en la actualidad con el desmanejo del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas  (INAI) que posee un accionar mal intencionado y a lo que se le suma que ahora también el Gobierno Nacional, “les quitara a las provincias el manejo de los fondos para las viviendas sociales”, lo cual más allá del retraso y las indefiniciones del estado central, actualmente no existe lamentablemente ninguna política pública nacional para los Pueblos Indígenas, habiéndose para nuestro Bicentenario de la Independencia invitado al Rey de España, cuando el actual Presidente en plena campaña visito un acampe en plena Avenida 9 de Julio como parte de su marketing político y hoy, nuevamente han sido olvidados o lo que es peor se creó un Consejo Consultivo y Participativo de Pueblos Indígenas que no tiene ninguna gravitación, a pesar de haber prometido “atender la necesidad de los Pueblos Originarios” y también lograr la “pobreza cero”, entre otras cosas.