Compartir

La Cámara de Diputados reformó ayer la ley 936 a través del cual se crea y reglamenta el Consejo Profesional de la Abogacía.

Se trata de la entidad que tiene la potestad sobre el reconocimiento de los títulos de los profesionales de la abogacía y de otorgar la respectiva matrícula para ejercer esa profesión en el ámbito provincial.

El proyecto fue presentado bajo la figura de iniciativa ciudadana por un grupo de abogados con numerosos miembros.

La reforma de la ley del Consejo de la Abogacía fue sobre numerosos puntos que trata en su articulado.

Uno de los temas que generó diferencias entre la mayoritaria bancada justicialista y la oposición tuvo que ver con la duración de los mandatos de los miembros del cuerpo ejecutivo que dirige la entidad, electos hasta ahora cada dos años, pero que con las modificaciones se extiende a cuatro.

Tras varios minutos de debate en que el oficialismo expuso ampliamente el tema y también con el concurso de especialistas en el tema, el proyecto fue sancionado en ley.