Refuerza promoción de la lactancia materna en comunidades indígenas

Compartir

Mediante una charla educativa, embarazadas y madres de bebés y niños pequeños recibieron mayor información sobre los aportes nutricionales que representa la alimentación por leche materna, además de los anticuerpos que transmite y el vínculo afectivo que construye entre en el binomio madre – hijo.

Pacientes y vecinos del centro de salud Nazareno y del CIC –Centro Integrador Comunitario- dependientes del ministerio de Desarrollo Humano provincial, ubicados en la mencionada comunidad originaria, participaron del encuentro que tuvo por objetivo principal concientizar a las mamás sobre el alto valor que tiene para salud de sus hijos “que se alimenten por teta de forma exclusiva hasta los 6 meses de vida” y posteriormente “si se puede hasta los 2 años ya con la incorporación de alimentos complementarios”, expresaron desde el equipo a cargo de la charla.

En este sentido, el director Dr. Julio Scalora expresó “el hincapié de los consejos brindados hoy a las madres presentes fue en la importancia que tiene dar de mamar a los bebes. Como nos indica nuestro ministro, el Dr. José Luis Décima, este tipo de charlas las hacemos siempre con la comunidad y con el abordaje de diferentes temas”.

En el transcurso de la exposición, los obstetras y pediatras mostraron a las embarazadas como “deben preparar los pechos para amamantar al niño inmediatamente luego de su nacimiento”. Mientras que se detalló en las madres sobre las posiciones “más cómodas para dar la teta, tanto para ella como para el bebé”, además de la necesidad de “dar el pecho a demanda, sobre todo en los primeros meses de vida, teniendo en cuenta que el niño solo debe alimentarse a través de lecha materna sin necesidad de ningún otro alimento”, afirmaron.

Controles

Aprovechando la ocasión de la charla, el equipo de salud de este centro, realizó múltiples controles y atenciones a los bebés y niños presentes. Esto fue complementado con la entrega de medicamentos recetados por los profesionales y cajas de leche “para los niños y las embarazadas”, comentaron.

La consulta abarcó: medición del peso, estatura, talla; control del perímetro cefálico y abdominal; registro de la temperatura; chequeo del carnet de vacunas “con la aplicación de las dosis faltantes para que tengan al día todas sus vacunas”.

Entretanto efectuaron controles clínicos y físicos diversos, poniendo énfasis en “la motricidad, como en la agudeza auditiva y visual de cada niño”, agregaron. El momento también fue propicio para insistir a las mamás “en los cuidados que deben tener con los bebés, sobre todo para evitar accidentes domésticos y enfermedades que pueden prevenirse con simples cuidados como el lavado frecuente de las manos, alimentación saludable, entre otros”.