Compartir

Niños de la Escuela Primaria 291 de la Colonia La Primavera, fortalecieron sus controles de salud, mediante un nuevo  operativo del Programa Provincial de Libretas de Salud Escolar.

La actividad fue llevada a cabo por un equipo del centro de salud “Nazareno”, ubicado en inmediaciones de la mencionada comunidad. Agentes y profesionales sanitarios se trasladaron hasta el establecimiento, donde  realizaron  exámenes médicos, odontológicos, oftalmológicos y auditivos; se sumó la aplicación de vacunas y la respectiva actualización de los carnets.

Los destinatarios de estos exhaustivos controles fueron los niños que asisten al 1°, 3° y 6°, grados de referencia de los ciclos del nivel primario. Entre las evaluaciones se hizo hincapié en la medición de talla, peso y altura, tensión arterial y temperatura, a cargo de los profesionales de enfermería. En tanto que además recibieron revisión del estado bucodental, agudeza visual y auditiva; como también chequeos cognitivos y motrices que completaron las indicaciones pediátricas.

Acerca de las vacunas “aplicamos todas las que están incluidas en el calendario y que están establecidas para los niños en edad escolar. Y aprovechamos para insistir en las vacunas: antigripal, antineumocóccica y triple bacteriana acelular, que corresponden a la campaña de invierno para los niños que se encuentran en los grupos de riesgo. Y también la vacuna HPV indicada para niñas y niños de 11 años de edad”.

Por otra parte, las consultas médicas estuvieron acompañadas por una serie de consejos sobre hábitos y prácticas saludables que deben cumplimentarse a diario para que tanto los niños como sus familias lleven adelante una vida sana.

Dichas sugerencias apuntaron principalmente a “lavarse las manos frecuentemente, tener al día el carnets de vacunas, visitar al centro de salud periódicamente y consultar con los profesionales de salud, hacerse los chequeos de rutinas correspondientes, comer alimentos sanos, tomar abundante agua que esté tratada de forma segura para el consumo humano”, entre otras más, según detallaron desde el equipo que trabajó en el lugar.

Las libretas de salud escolar son confeccionadas por equipos multidisciplinarios de salud en los efectores sanitarios, como también en las escuelas y jardines de infantes, donde evalúan y brindan atenciones a los niños desde diferentes especialidades.

Las patologías detectadas son tratadas de inmediato y los casos que así lo requieren, son derivados a centros de salud y hospitales para ampliar la atención,   tratamiento y seguimiento.

Dichos operativos son precedidos por reuniones de padres y docentes, en las que se explican los procedimientos a seguir y se difunde información importante sobre la salud integral de los niños y las familias que apuntan a promover la salud y prevenir enfermedades.