Refuerzan controles de salud a escolares

Compartir

En la escuela primaria 212 “Cristóbal Colón” de Misión Tacaaglé, localidad ubicada hacia el noreste de la provincia, se reforzaron nuevamente múltiples controles de salud para los niños que asisten a este nivel primario.

Los mismos formaron parte de las numerosas acciones sanitarias que lleva adelante el Ministerio de Desarrollo Humano de Formosa, en el marco del programa provincial de Libretas de Salud Escolar y que incluye exámenes médicos desde diferentes especialidades, como también de enfermería, aplicación de vacunas, promoción para cuidar la salud, derivaciones y programación de turnos.

En la oportunidad, el trabajo fue concretado por un equipo conjunto de profesionales y agentes locales con la colaboración de colegas del nivel central de la cartera sanitaria; quienes por medio del amplio operativo  tuvieron por objetivo renovar los “controles de salud de cada uno de los niños de 1°,3° y 6°”.

Seguidamente detallaron que los niños fueron acreedores de minuciosas evaluaciones antropométricas con medición de “peso, altura y talla; control de presión arterial, temperatura”. También exámenes motrices, clínicos y pediátricos generales,  a fin de “detectar, si existieran, de forma temprana factores de riesgo o trastornos en la salud que permitan una intervención a tiempo con un tratamiento oportuno”.

A lo anterior, se agregó la evaluación odontológica “revisando el estado bucodental completo”, y paralelamente brindando promoción de las técnicas correctas de cepillado,  la visita periódica al odontólogo por lo menos cada 6 meses, como parte de los tantos cuidados preventivos que “debemos mantener las personas para tener los dientes y la boca sanos”, señalaron desde el equipo de odontología.

Asimismo, fueron controlados los carnets de vacunas de cada escolar y “aplicadas las dosis faltantes para la respectiva actualización”. En esta jornada los vacunadores hicieron hincapié en la colocación de las vacunas contenidas en la campaña de invierno: antigripal, triple bacteriana acelular y antineumocóccica.

Finalmente, recordaron a la comunidad educativa: escolares, directivos, docentes y padres que “dichas vacunas son gratuitas” al igual que las demás que están en el calendario  y deben aplicarse “con carácter obligatorio a los niños que se encuentran en los grupos de riesgo específicamente determinados”  para evitar las enfermedades respiratorias que aparecen con mayor frecuencia en el invierno y asimismo las complicaciones o secuelas que esas patologías pueden acarrear en su salud.

Para complementar las numeradas acciones de atención primaria, los profesionales de cada especialidad agregaron también la difusión de otras prácticas saludables que “tienden a disminuir el riesgo de desarrollar diferentes enfermedades y fomentan la buena salud integral”. Muchas de estas pautas “son necesarias para acompañar con mayor éxito el efecto positivo de la inmunización por medio de las vacunas”, explicaron.

Entre ellas hablaron de “consumir diariamente alimentos sanos, ricos en nutrientes”, higienizar el domicilio “manteniendo limpio especialmente el baño y la cocina, ventilar los ambientes, lavar los elementos y utensilios que se usan para preparar las comidas”.

Por otra parte, remarcaron como fundamental “lavarse las manos con agua y jabón, usar alcohol en gel, taparse la boca y nariz con el lado interno del codo al estornudar, no compartir elementos para evitar el contacto con secreciones y consultar de inmediato al médico si se presentan síntomas respiratorios”.