Compartir

Pacientes y vecinos del barrio 7 de Mayo, participaron de una charla en la profesionales brindaron consejería sobre las medidas necesarias que deben llevar adelante en las casas y lugares de uso comunitario, para evitar la presencia del mosquito Aedes aegypti, vector del dengue, zika y chikungunya.

El encuentro tuvo lugar en el centro de salud situado en dicho barrio, como parte de una de las tantas acciones que lleva adelante o a lo largo de todo el año el ministerio de Desarrollo Humano formoseño en el marco de la campaña para prevenir estas enfermedades.

De este modo, fueron abordados distintos puntos referidos a cómo evitar enfermedades en el hogar y que apuntan principalmente a la eliminación de objetos y espacios que puedan convertirse en criaderos de esta especie de mosquito y que tienen las características de ser: ahuecados, con paredes que juntan agua limpia y quieta.

Los profesionales sanitarios exhortaron a los presentes a tomarse un tiempo del día para eliminar ese tipo de recipientes (latas, botellas, restos de juguetes y similares); recalcando además la necesidad de acompañar esa medida con otros cuidados como: protección del cuerpo de las picaduras a través del uso del repelente –aplicado cada dos o tres horas-, limpieza diaria de los patios, tratamiento necesario para objetos que se usan a diario para guardar agua, cuidados con las basuras y los desechos “para que entre todos podamos lograr la efectividad de esta campaña”, explicaron.

“Todos como vecinos debemos hacer nuestra parte en las casas, así también como integrantes de la comunidad debemos sumarnos al cuidado de los lugares que todos usamos” como son las  veredas, calles y terrenos baldíos.

“Si actuamos con conciencia y responsabilidad estaremos evitando que el mosquito encuentre un lugar para vivir y reproducirse”, agregaron. Es fundamental destruir los objetos o restos que no usamos y que “muchas veces están tirados en los patios a la intemperie y son ideales para que allí se alojen los mosquitos”.