Compartir

Vacunación, consultas médicas, control nutricional, servicios de enfermería, promoción de hábitos saludables y confección de libretas de salud, fueron algunas de las acciones desplegadas por un equipo de profesionales y agentes sanitarios en la comunidad Isla García al oeste de la provincia.

Esta comunidad Toba, se encuentra a pocos kilómetros de la localidad de La Rinconada, distante aproximadamente a unos 515 kilómetros de la capital formoseña. Allí, mediante un nuevo operativo sanitario un equipo del centro de salud de La Rinconada ofreció atenciones y otras prestaciones para reforzar los cuidados de salud a los vecinos.

Con atenciones médicas y de enfermería, realizadas en conjunto con el personal de salud del centro sanitario local, se controló a pacientes de todas las edades, priorizando seguimiento de los niños, entre los que se contaron también los escolares primarios y los adultos mayores.

“Hicimos hincapié en el control de niños y adultos mayores; pero las atenciones fueron para todos los miembros de la familia, como es habitual en cada comunidad que visitamos y que llevamos adelante una tarea en equipo con los colegas locales”, comentaron los organizadores del operativo.

Asimismo agregaron que “también se realizó el estricto seguimiento a los pacientes con antecedentes de factores de riesgo y enfermedades crónicas diagnosticadas; y a los que presentaban síntomas patologías agudas estacionales” Cada uno recibió las indicaciones de los tratamientos adecuados para su pronta recuperación.

Controles

Se concretaron entre otras cosas, mediciones de tensión arterial y glucemia, control del peso y estado nutricional. En el caso de los niños, los pediatras efectuaron controles antropométricos (peso, altura y talla), también chequeos nutricionales y controles pediátricos correspondientes a cada edad. Entretanto, actualizaron los carnets de vacunas con la aplicación de las dosis faltantes “sobre todo las que deben aplicarse los chiquitos que durante el ciclo escolar”, detallaron.

Al tiempo se entregaron de manera gratuita métodos anticonceptivos teniendo en cuenta las condiciones de salud de las mujeres y la elección personal de cada una de ellas. Igualmente se brindaron consejos sobre el uso del preservativo como barrera principal para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Por otra parte, se entregaron los medicamentos recetados por los profesionales, suplementos nutricionales y leche a embarazadas y niños. Se programaron turnos para atenciones en el centro de salud.

Finalmente, fue realizada una charla con los docentes de la escuela primaria de la comunidad, desde la cual se promovieron hábitos saludables, poniendo énfasis en los vinculados a la higiene de la vivienda y los patios como también a la importancia del aseo personal.