Compartir

Con controles del niño sano, seguimiento de pacientitos con enfermedades crónicas, revisión de los que presentaban patologías prevalentes, más la entrega gratuita de leche y medicamentos

Niños que residen en la comunidad Lote 8, ubicada en la zona oeste, a unos 600 km de la capital provincial, recibieron numerosas prestaciones de salud, desplegadas por un equipo del centro de salud de la citada localidad.

Con múltiples consultas, controles pediátricos, revisión del carnet de vacunación y la aplicación de las vacunas gratuitas, incluidas en el calendario, las atenciones se acentuaron en los bebés y niños de corta edad. También se entregaron cajas de leche y los medicamentos recetados por los médicos.

Las atenciones abarcaron, entre otras, los controles del niño sano más el seguimiento de los que tienen diagnóstico de enfermedades crónicas y las consultas sobre patologías prevalentes estacionales, de acuerdo a las evaluaciones de cada caso.

Control antropométrico: peso, estatura y talla; frecuencia y latidos cardíacos; medición del perímetro cefálico y abdominal; evaluación nutricional y psicomotora; fueron algunos de los exámenes llevados adelante. 

En el caso de los pequeños con antecedentes de factores de riesgo o patologías crónicas, fueron sumadas atenciones específicas, debido a su condición de salud especial, con la finalidad de garantizarles una mejor calidad de vida y un estado de salud controlado, según comentaron desde el equipo de salud a cargo.

Para complementar la jornada, los profesionales promovieron los cuidados necesarios para evitar las enfermedades más frecuentes en esta época del año, como por ejemplo: resfríos, gripes, bronquiolitis, y otros trastornos respiratorios que se presentan en los días más frescos y fríos.

Sobre las mismas se dieron precisas instrucciones para la prevención efectiva, haciendo hincapié en la aplicación de las vacunas; las medidas de higiene, acentuando el lavado de manos con agua y jabón; y dar el pecho a demanda, sobre todo en los chicos menores a los 6 meses de vida. “El objetivo del trabajo en estas comunidades, es hacer un seguimiento continuo de los pacientes pediátricos. Esto incluye las atenciones establecidas para cada edad; vacunación, controlando que los carnets estén al día con las dosis y esquemas completos, y la promoción de los cuidados fundamentales que deben tener los padres y la familia para el buen crecimiento y desarrollo del niño”, explicaron desde el equipo de salud.