Compartir

Continua la eliminación de criaderos de mosquitos, tratamiento de recipientes y descacharrizados, entre las amplias acciones de prevención. A esto se agrega un meticuloso control en las gomerías

El Gobierno de Formosa, a través del Ministerio de Desarrollo Humano, en conjunto con otros organismos estatales, fortalecen paulatinamente las tareas destinadas a la prevención del dengue.

Dichas acciones radican, principalmente, en evitar la presencia del mosquito Aedes aegypti en el ambiente, vector que transmite la enfermedad y que elige para vivir, poner sus huevos y reproducirse los recipientes de forma ahuecada, con paredes, que en su interior acumulan agua y que, generalmente, se encuentran en las viviendas y sus alrededores.

En tal sentido, sigue el trabajo diario de las brigadas sanitarias, centrado en el control de los focos de criaderos, la concientización y difusión de las medidas de prevención a los vecinos, con las visitas casa por casa; acompañado por las tareas de las cuadrillas de Vialidad provincial y el personal de la Municipalidad capitalina.

Desde la jefatura del Departamento de Control de Vectores y Zoonosis, de la cartera de salud provincial, recordaron que las labores se vienen concretando “de forma conjunta” entre los citados organismos. Y que puntualmente, se trata del descacharrizado “grueso”, que se hace periódicamente, por ejemplo de: lavarropas, heladeras y otros objetos de gran tamaño que la gente acumula en las casas.

Lo anterior se complementa con el descacharrizado “fino” que hacen los brigadistas sanitarios, como la eliminación de tapitas de gaseosas, vasitos de yogurt, restos de juguetes, latas, botellas, y objetos similares que suelen encontrarse en los patios y pueden transformarse en criaderos del mosquito Aedes aegypti.

“Como parte de las acciones integrales, en este caso, están dirigidas a retirar residuos no convencionales voluminosos, seguidas por un trabajo minucioso del control de focos, la eliminación de recipientes y, en los casos necesarios, la neutralización y tratamiento con larvicida Bacivec”, explicaron.

Las actividades de esta semana dieron inicio en los barrios República Argentina y San José Obrero, también con el respectivo desmalezado, llevado a cabo por la municipalidad, que se ocupa además de recorrer las casas de los vecinos llamados “acumuladores compulsivos”, quienes acopian todo tipo de objetos en sus patios y alrededores.

Gomerías

Por su parte, dieron a conocer que “como nueva estrategia” que se suma a las ya mencionadas, se organizó un grupo especial de agentes sanitarios del Ministerio de Desarrollo Humano, que “se dedica particularmente a la evaluación y el control de puntos claves”, como son las gomerías, las cuales reúnen las condiciones de humedad y temperatura “ideales para ser importantes criaderos de mosquitos”.

“Debido a la cantidad de neumáticos que se encuentran allí, pueden convertirse en los lugares preferidos por el insecto y desde donde va hacia las viviendas vecinas”, describieron. En tanto, aseguraron que dichos espacios requieren un control especial, adecuado y meticuloso. “Revisar los neumáticos uno por uno, para ver si tienen agua, si hay larvas y hacer el tratamiento correspondiente”.

Finalmente, remarcaron que el accionar en conjunto, entre las esferas del estado “es fundamental” porque, el descacharrizado de objetos voluminosos y el desmalezado, facilita la tarea siguiente que “corresponde a las brigadas, con el descacharrizado fino”.