Reiteran a los vecinos intensificar las medidas de prevención contra el dengue en los días cálidos y húmedos

Compartir

Para disminuir la reproducción de mosquitos y su presencia en el ambiente

Ante la inminente llegada de los días cálidos y húmedos, característicos en nuestra provincia en esta época del año, desde el Ministerio de Desarrollo Humano, solicitan a los vecinos profundizar los cuidados para evitar el dengue.

Recuerdan que este insecto, de la especie Aedes aegypti, busca para alojarse los recipientes, objetos o partes de estos, que tengan forma ahuecada, con paredes y puedan contener agua limpia en su interior, por ejemplo agua de lluvia, de red o de desagotes.

Por lo tanto, la clave para la prevención son los cuidados que apuntan a evitar la formación de criaderos, “que son los focos donde se cría el mosquito y son precisamente los objetos que reúnen las condiciones adecuadas para que el insecto ingrese, ponga sus huevos ahí y se prolifere en nuevos mosquitos, que cuando llegan a su estado adulto pueden transmitir la enfermedad”, explicaron desde el Departamento de Control de Vectores de la cartera de salud provincial.

En relación a dichas medidas, instaron a: eliminar cualquier tipo de recipiente que no se utilice, especialmente los que están tirados en los patios –botellas, latas, cubiertas de vehículos, juguetes o partes de estos, y cualquier otro similar. Tapar correctamente los receptáculos que se usan para juntar agua, tales como: tanques, cisternas, aljibes, cántaros y otros, para que en estos no ingresen los mosquitos a poner sus huevos.

En el caso de objetos que se utilizan a diario, tomar la precaución de colocarlos boca abajo, desagotarlos o colocarlos bajo techo para evitar que junten agua en su interior, por ejemplo, de lluvia. El agua de los floreros debe ser reemplazado por arena. Los bebederos y comederos de mascotas deben ser desagotados y fregados, para arrastrar los huevos de mosquitos que puedan estar adheridos y cargados con agua limpia.

A lo anterior debe sumarse el uso del larvicida Bacivec, entregado por los brigadistas cuando visitan las casas para enseñar a los vecinos como concretar las medidas de prevención. Este líquido es inofensivo para mascotas y seres humanos, por lo tanto, puede aplicarse en todos los recipientes que, no pueden eliminarse o taparse correctamente, para matar las larvas de los mosquitos, impidiendo de esta manera que lleguen a su fase adulta, cuando pican y transmiten la enfermedad.

Además, es fundamental el uso del repelente para evitar las picaduras. Este debe ser colocado cada dos horas sobre la piel expuesta y por sobre la ropa, especialmente durante las primeras horas del día y en el atardecer, cuando hay mayor presencia de mosquitos en el ambiente.

Se requiere a los vecinos, acompañar el trabajo que efectúan diariamente los operadores sanitarios, teniendo en cuenta que la campaña contra el dengue requiere de la participación y el compromiso de la comunidad. Y para que las tareas de prevención sean efectivas, deben llevarse a cabo todos los días sin interrupciones.