Relevamiento sobre lo que priorizan los electores sobre los problemas que padecen

Compartir

Conforme al convenio de colaboración suscripto oportunamente entre la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina y la Cámara Nacional Electoral,  en las próximas elecciones el Observatorio de Derecho Electoral  de la Defensoría del Pueblo de la Provincia, integrara los Centros de Transmisión Digitalizada (CTD) y Sucursales Electorales Asociadas, en la ciudad de Formosa, donde se instalara una delegación de cabecera y además también se cubrirán distintos lugares de nuestro interior provincial con otros centros en Clorinda, Belgrano y Las Lomitas hasta ahora.

Desde ya la Defensoría del Pueblo viene desarrollando acciones y actividades para promover el ejercicio de los derechos políticos- electorales orientadas a la ciudadanía en general, como así también particularmente a segmentos específicos tales como personas con discapacidad,  internadas en establecimientos de salud mental, electores privados de libertad y  miembros de Comunidades Originarias, entre otras.

Por otra parte el Ombudsman Provincial, José Leonardo Gialluca, dio a conocer, los resultados de un relevamiento llevado a cabo esta semana, tanto en la Ciudad Capital como en el interior provincial y en donde a la pregunta: ¿Cómo cree o piensa que afectara a la economía de su hogar o familiar, el resultado de las elecciones legislativas 2017?; se obtuvieron los siguientes guarismos:

En el caso de la Ciudad Capital de Formosa y relevando los principales barrios sin incluir la zona denominada como Circuito Cinco, los resultados sobre 300 consultas, son estos:

 

Entre tanto, a igual número de consultas, pero en este caso sobre votantes habilitados en todos los departamentos de Formosa, las respuestas se distribuyeron de la siguiente manera (Foto 2):

 

 

 

 

 

 

 

Así las cosas, desde el Observatorio de Derechos Electorales, se concluyó que la ciudadanía en general, se encuentra sumamente preocupada por lo que se denomina, “la economía del día a día en cada hogar” y a ello se le suma la falta de empleos que generen los ingresos necesarios, para afrontar el precio de los alimentos, medicamentos y otras cuestiones básicas, que no cesan de subir o aumentar en sus costos injustificadamente.