Compartir

Unas cuarenta familias de Banco Payagua, afectadas por la crecida del rio Paraguay y las extraordinarias precipitaciones de las últimas semanas, debieron abandonar sus casas y ser relocalizadas en el cercano paraje de Palazo Cué.

Distante a unos cuatro kilómetros de la zona urbanizada y a la vera de la ruta de acceso se están han armado las casillas provisorias donde han sido asentadas muchas de las familias reubicadas.

La subsecretaria de Educación, Analia Heinzenreder, estuvo junto a colaboradores coordinando mucha de la asistencia integral que se dispuso en este asentamiento, como por ejemplo en lo educativo. Es que si bien las escuelas de la localidad no han sido anegadas, muchos de los chicos junto a sus padres e incluso docentes están viviendo en Palazo Cue.

Comento que de persistir la emergencia, se habilitara una casilla donde dictar clases, sin embargo los docentes junto a sus alumnos se encuentran a diario en el sitio donde han sido relocalizados y coordinan tareas educativas. Se tratan de escolares pertenecientes escuela primaria 203 “Ciudad de Luján” y el Jardín de Infantes 24, con cuyos maestros e se reunió la funcionaria a fin de organizar los próximos pasos a dar en función de la evolución de la emergencia.

Mientras se siguen armando casillas para mas familias, se desplego desde el hospital de General Mansilla un nuevo operativo sanitario integral para visitar a las familias, incluyendo vacunación y entrega de medicamentos. Allí, niños y adultos recibieron atenciones médicas y odontológicas, a las que se sumaron una serie de controles de enfermería.

El aporte de mercaderías y chapas, la afectación de vehículos especiales para el traslado de las familias y sus enseres, la labor de cuadrillas de Refsa trabajando en torno a disponer los dispositivos de seguridad en zonas anegadas y dotar del servicio en el sector de relocalización.