Compartir

Al recordar el “Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia”, el director de Asuntos Juveniles, Fernando Galarza, manifestó que “en honor a los compañeros y compañeras que entregaron su vida, que soportaron la tortura y que hoy están pudiendo sobrevivir tenemos que seguir militando”.

“No podemos hablar del golpe militar de 1976 sin mencionar el objetivo claro que tuvo el mismo que fue eliminar a un sector de la sociedad que confiaba en la distribución de la riqueza y en la justicia social”, expuso.

Subrayó que “se quiso eliminar a un sector que pensaba de cierta manera, porque no era  que los militares iban y elegían a una persona por azar, la torturaban y después la mataban. Ellos detestaban claramente a los jóvenes y a las personas que defendían a una línea política, al peronismo y a aquel radicalismo nacional y popular, no al confuso partido que existe hoy y que se alineó a la política de Mauricio Macri”.

Advirtió que si bien “hoy no podemos decir que Macri es un dictador y que esto es una dictadura porque él llegó al poder a través del voto, las medidas económicas que está tomando este Gobierno Nacional tienen una similitud increíble con las medidas económicas del golpe de 1976”.

En tal sentido mencionó el funcionario que “el favorecer a los sectores más ricos y conservadores de la Patria es lo mismo que buscaba el golpe del ’76. Aumentar la deuda de la Argentina y privatizar, al igual que el despido de los trabajadores, es lo mismo que hizo el golpe del ’76. También, beneficiar a la Sociedad Rural y quitarles todas las retenciones a los sectores que podían colaborar para que se pueda distribuir de forma equitativa y justa la riqueza”.

Criticó “lo que hizo Macri al poner al presidente de la Sociedad Rural Argentina, Miguel Etchevehere, en su equipo de gabinete y como ministro para que tome decisiones y beneficie a ese sector”.

“Todo esto es la discusión que hemos dado con los jóvenes -enfatizó-. Y hemos planteado también que debemos defender nuestros valores y principios. No nos pueden callar ni doblegar. No nos pueden venir a chicanear por las redes sociales ni con adjetivos descalificativos. En honor a los compañeros y compañeras que entregaron su vida, que soportaron la tortura y que hoy están pudiendo sobrevivir tenemos que seguir militando”, instó finalmente.