Remate de aniversario de la Sociedad Rural de Clorinda

Compartir

En la celebración por los tres años de organización de actividades de Sociedad Rural de Clorinda, se realizó el remate de invernada con resultados altamente auspiciosos por la calidad de hacienda comercializada y los buenos precios.

Alrededor del millar y medio de cabezas en los corrales pertenecientes a una treintena de productores se comercializaron a valores máximos de $42 en el caso del ternero y un mínimo de $34,70, es decir un promedio

de $37,15. Para el novillito el máximo fue de $33,49 y un mínimo de $28,60, o sea el promedio alcanzo los $26,30.

La vaquilla alcanzo un máximo de $33 y un mínimo de $22,37, es decir un promedio de $28,46.

El presidente de la rural clorindense , Gustavo Migliosi expuso que cubrieron con las expectativas trazadas y significo que la “calidad de hacienda es muy buena”.

Por su parte, Lorena Cañete, vicepresidenta de la entidad que celebro su tercer aniversario, también compartió la alegría de los resultados logrados: “Estamos contentos que cada vez somos más, los productores vienen no solo para la venta sino a aprender cosas nuevas, interaccionan, se lleva nuevos conocimientos para su hacienda”.

Pondero el apoyo de la consignataria que permite disponer de una cartera de compradores de la zona, también del interior, de las provincias de Corrientes y Entre Ríos. “Los animales están llegando a varias partes del país y muchos también se quedan en la provincia, que es muy bueno”.

“Los remates permiten que los productores vean que es importante invertir en mejoramiento genético, que no hay que dejar de mejorar la calidad”, subrayo, para comentar el desafío de hacer tres remates como mínimo por año, anticipando que en septiembre se hará otro con una exposición ganadera, rural y comercial.

Un productor local, Héctor Reniero contó que “los ganaderos invertimos hace mucho tiempo en el mejoramiento genético y vemos los resultados, estamos evolucionando rápidamente. Los compradores vienen buscando muy buena calidad de terneros de invernada porque lo tenemos”.

Resaltó que “asistir a un remate es totalmente distinto de la venta directa. Acá estamos más en interacción con los otros productores, nos permite intercambiar ideas, saber que está haciendo el vecino, venimos y hacemos más de sociales y esa relación que no tenemos en otro lado”.

Plan Toros

Una familia que a través del Plan Toros logro un salto de calidad en su producción pecuaria, en el marco de este remate expuso su experiencia. Se trata de María Antonia López, de Riacho Negro que junto a sus hijos Iván y Brian Cabral trabajan en el mejoramiento de su hacienda.

“Acceder al Plan Toros para nosotros fue buenísimo porque vimos como mejoró la calidad de los terneros, aumentaron bastante la masa muscular, ya no son como las crías que teníamos antes. Yo tengo 90 animales y la mejora alcanzada es visible”, contó María.

Significo que el plan “me dio la posibilidad de crecer porque yo comencé con 15 madres y ahora en 3 o 4 años estoy trayendo más de 20 terneros. Esto no iba a ser posible sin el mejoramiento de la calidad de hacienda”.

Su hijo, Iván dijo que “contentos con esta experiencia, estaban analizando la posibilidad de obtener otro toro con la intención de continuar mejorando la calidad de los animales”. Fundo lo señalado en que “la decisión de seguir en esta línea de trabajo tiene que ver con la posibilidad concreta de acceso a la mejora de nuestra hacienda”, según contó.

Destaco que “el Plan Toro influye directamente en el bolsillo, a partir de la forma en que vamos mejorando el plantel”, lo propio en que “esta experiencia nos ayudó a trabajar y poder participar en un remate como éste, donde por supuesto sacas mejores beneficios con los animales comercializados”.

Por su parte, Brian, el menor de la familia, contó que “trabajar en familia es lindo, un proyecto en el que todos estamos muy involucrados y comprometidos con ir avanzando”.