Compartir

En la ciudad fronteriza de Clorinda,  al igual que en toda la extensión del territorio provincial, siguen sin pausas, las tareas de confección y actualización de libretas de salud escolar correspondiente al presente año lectivo.

En una nueva instancia, a cargo de un equipo de salud del Hospital Distrital “Cruz Felipe Arnedo” de la mencionada localidad, fue desplegado un operativo que  benefició a los niños de las salitas de 5 años del Jardín de Infantes “Ositos Cariñosos”.

De esta manera, los jardineritos fueron alcanzados con acentuados exámenes médicos, odontológicos, oftalmológicos, y controles de enfermería; además recibieron las vacunas indicadas para esta edad, previo chequeo de los carnets, seguido de la actualización pertinente.

Acerca de la actividad, responsables del equipo de salud comentaron que “se confeccionen nuevas libretas y fueron actualizadas las de los niños que ya las tenían hechas porque se van cargando los nuevos datos que surgen de cada evaluación que hacemos”.

Para dar más detalles, numeraron que fueron concretadas: mediciones antropométricas (peso, estatura y talla), de temperatura y control de latidos y frecuencia cardíaca. Continuaron con chequeos bucodentales, revisiones de la agudeza visual y auditiva, aplicación de las vacunas según lo establecido por el calendario de vacunación para los niños de entre 5 y 6 años.

A lo anterior fueron sumados otros controles pediátricos y de clínica médica, nutrición, cardiología. “Algo que hacemos habitualmente para ampliar el diagnóstico y detectar de manera temprana cualquier irregularidad en la salud de nuestros pacientitos”. En tanto aclararon que “los detectados con factores de riesgo o algún problemita de salud fueron derivados con turnos programados para que hagan la consulta con el especialista adecuado en el hospital”.

Por su parte, los odontólogos que trabajaron en el establecimiento, insistieron en la promoción de la salud bucodental para inculcar en los chicos y en los padres, una serie de medidas de higiene y pautas alimentarias que “contribuyen al buen crecimiento de las piezas dentarias y a mantenerlas en buen estado evitando la formación de caries principalmente”.

Como corolario del extenso trabajo sanitario, la comunidad educativa -padres, niños, docentes y directivos- recibieron consejos acerca de la importancia que tienen los controles periódicos para preservar la salud. Para lo cual reforzaron las premisas de “alimentarse saludablemente, aplicarse las vacunas teniendo siempre el calendario al día, lavarse las manos antes de comer y luego de ir al baño, cuidar el agua que se consume y practicar actividad física diariamente” son algunas de las medidas “fáciles de cumplir, económicas y altamente efectivas para evitar la aparición de enfermedades o trastornos que puedan afectar la salud”.