Compartir

El secretario de Ciencia y Tecnología de la provincia, el ingeniero Julio Aráoz, marcó que la acentuada crisis que está atravesando el sector científico-tecnológico argentino debido a ajustes y desinversiones desde el Gobierno Nacional “marca plenamente la desidia que hay desde la gestión de Cambiemos”.

Expuso que “lo fundamental para nosotros es el desafío tecnológico del desarrollo que se puede hacer en Formosa, que genere conocimientos, que pueda ser compartido y que estimule a nuestros jóvenes a continuar en este camino”, destacando que “hayamos podido crear y consolidar un ámbito de trabajo en el Polo Científico y Tecnológico”.

Al destacar el sostenido trabajo que se viene materializando en ese espacio concretado por el Gobierno provincial, a pesar del contexto nacional de crisis económica y social, aludió al caso de Marina Simian, la científica del Conicet que participó en el programa “Quién quiere ser millonario” para conseguir fondos que le permitan hacer frente a sus investigaciones, ya que hay “mucha demora” en el pago del presupuesto que asigna el Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica (FONCYT).

“Es una evidencia más de que en este tiempo, desde diciembre de 2015 a la fecha, prácticamente el sector científico y tecnológico se ha devaluado en la Argentina, como en otros momentos de la historia, y nos van a generar una de las tantas facturas que se van a transformar en la verdadera pesada herencia”, reflexionó el funcionario.

Lamentó que “además de triste, es una barbaridad porque si hay una inacción en este caso y los presupuestos no se cumplen y los programas de investigación se devalúan permanentemente se perjudica a todo el sistema científico-tecnológico”.

A modo de ejemplo, señaló que “un laboratorio en general tiene insumos que son importados, al igual que el equipamiento, y además está la cuestión de la energía, porque así como una familia padece tener que pagar la factura de la luz, también en este caso la situación es similar y con mucha gravedad ya que se están destruyendo las capacidades para el presente y el futuro, pues se va perdiendo todo el conocimiento acumulado de programas de investigación que están en peligro por no poder pagar las boletas de la energía”.

“Ello marca plenamente la desidia que hay desde el Gobierno Nacional, no hay otro calificativo más allá de la irresponsabilidad”, sentenció Aráoz.

No obstante, enfatizó que “esto nos anima a redoblar el esfuerzo porque entendemos que con el voto popular y democrático revertiremos esta situación que nos ha llevado a la desintegración social”, marcando que “tenemos que recuperar la industria y el sistema científico-tecnológico y reparar el profundo daño que se ha infringido a la sociedad argentina”.

Volvió a marcar la necesidad de que la Nación cumpla con la concreción de los proyectos del Centro de Medicina Nuclear –que presenta más del 86% de avance- y de la planta de uranio. “Lo que queremos es poder terminar esos proyectos que los necesitamos y que el Gobierno Nacional cumpla con los compromisos asumidos por escrito, de manera que se puedan poner en marcha y que estén a disposición de nuestra comunidad”, aseveró.

“Toda la región del Norte Grande, no sólo Formosa, necesita, requiere y merece una solución a estos temas”, manifestó el ingeniero Aráoz.