Compartir

La directora regional del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria  (INTA)  Chaco -Formosa,  se refirió al convenio firmado por el instituto, las empresas  y el Estado provincial, para coordinar y producir semillas y de esa manera evaluar la genética del algodón con tecnología de innovación.

Esto ocurrió en el marco de la inauguración de una planta desmotadora de algodón perteneciente a la empresa Agrocotton S.A.  Grupo Linke, en Laguna Yema. Compañía que desarrolla sus actividades en Chaco, Corrientes, Formosa, Santa Fe, Santiago del Estero y San Juan. La misma comenzó en el año 1988, en la provincia chaqueña.  Y realizó una inversión de 20 millones de dólares en este emprendimiento en la localidad formoseña. 

El encuentro fue presidido por el mandatario provincial, Gildo Insfrán, representantes del Grupo Linke, el Gobernador de Chaco, Domingo Peppo; autoridades del INTA y autoridades provinciales.

De esta manera,  la directora regional del INTA, Diana Piedra, se refirió a la importancia del convenio, ya que para el sector,  la innovación del algodón es un tema fundamental porque  “estamos en el corazón de la región algodonera, sobre todo Formosa, que en su escudo lleva el capullo del algodón iconizando la producción del mismo”.

Además, destacó la articulación público – privada debido a que sostienen las acciones de gobierno. Un ejemplo, es el acuerdo firmado este miércoles por el INTA, las empresas privadas y el Estado Provincial Formoseño; que permitirá transferir materiales con: las empresas, el  Instituto Nacional de Semillas (INASE) y el Instituto Nacional de Tecnología  Agropecuaria (INTA) para recolectar información del comportamiento de las líneas de algodón en la región. Estudio que realizaran en la zona, con el fin de mejorar la diversificación productiva fortaleciendo los conceptos formulados por el modelo formoseño.

“Lo que nosotros buscamos es que nuestro germoplasma, esté lo mejor posible adaptado a las distintas regiones. Hay algunas con características más adaptadas a la zona de Formosa; otras con características para la zona de riego y es lo que se evaluará con las investigaciones se llevaran a cabo mediante el convenio firmado”… Agregó la directora regional  del INTA, Diana Piedra.

Por último, explicó que “trabajaran con protocolos de evaluación que poseen desde Instituto que son llevados adelante con técnicos del INTA y de la empresa en cuestión, con el fin recolectar la información para su posterior evaluación en el registro del INASE y así poder utilizar la semilla y mejorar la calidad productiva”.