Compartir

Se cumplen 25 años del lanzamiento del programa, hoy convertido en Instituto Provincial de Acción Integral al Pequeño Productor Agropecuario (PAIPPA).

Al respecto, el ministro de la Comunidad, a cargo del Ministerio de Desarrollo Humano, doctor Aníbal Francisco Gómez, recordó esta fecha tan significativa describiéndolo como “uno de los ejes del Modelo Formoseño propiciado por el gobernador Gildo Insfrán que, sin lugar a dudas, cambió para siempre la provincia”.

Recordó que un 15 de septiembre de 1996 en la localidad de General Belgrano, el Gobernador proponía una solución optimista y distinta para aquellos 10 mil pequeños productores agropecuarios formoseños que atravesaban una realidad difícil, y en tal sentido, afirmó que  “este programa vino a resolver tantísimos problemas para comprovincianos productores que necesitaban desarrollarse y ser protagonistas de una nueva Formosa”.

Es así que, con la mirada puesta siempre en la justicia social, la equidad y la solidaridad, nació el PAIPPA. Un programa que no sólo perdura en el tiempo, sino que a lo largo de los años fue fortaleciéndose.

“Hoy, estos pequeños productores se encuentran en mejores condiciones sin duda, recordemos que como primera instancia el Estado Provincial les otorgó los títulos de propiedad para tierras de las que no tenían seguridad alguna en aquel entonces, lo que les dio la tranquilidad de poder permanecer allí, para desarrollarse y crecer en su lugar.

Por otro lado, desde entonces reciben capacitación y acompañamiento permanente de equipos técnicos del Instituto PAIPPA, como del Ministerio de la Producción y Ambiente en todas sus actividades agrícolas”, enfatizó el titular de la cartera social.

En el aspecto nutricional, este programa adquiere fundamental importancia, ya que el desarrollo humano de una población depende, entre otras cuestiones, de su adecuada alimentación.

Y en tal sentido, “el PAIPPA es un productor de alimentos, hace que la provincia produzca sus propios alimentos, sin tener dependencia de otras, desarrollando la economía local, manteniendo la cultura alimentaria y eso es lo que conocemos como soberanía alimentaria, y por eso es tan importante el trabajo que hacen los paipperos”, remarcó el ministro.

Asimismo, precisó que cada vez son más las familias paipperas que se convierten en actores fundamentales del aporte nutricional de un plan alimentario primordial como lo es el Plan Nutrir.

Al respecto, subrayó: “Gracias al crecimiento y la diversificación productiva a lo largo y ancho de la provincia se van sumando familias paipperas que venden al Estado Provincial sus productos frescos, para que sean incluidos en los bolsones saludables del plan alimentario provincial”.

Y afirmó: “Y vaya si en estos 25 años no se ha fortalecido el protagonismo de nuestros paipperos que cuando empezó este revolucionario programa la mayoría de los pequeños productores no podía cubrir sus propias necesidades básicas alimentarias y hoy, son esas manos paipperas justamente las que orgullosamente contribuyen a la mesa familiar de otros formoseños”.

“Estas políticas implementadas por el Gobierno de la Provincia cambiaron la realidad del pequeño productor formoseño, mejorando su calidad de vida y permitiéndole disfrutar de una vida digna en el lugar donde nació o eligió vivir.

Es por ello que hoy celebramos gratamente estos 25 años en que el Estado Provincial acompaña al desarrollo integral y sostenido del pequeño productor y su familia, al mismo tiempo que fortalece las economías locales y se refuerza una alimentación sana y nutritiva en otras familias formoseñas en situación de vulnerabilidad social”, concluyó Gómez.