Compartir

El servicio de Trasplante Renal del Hospital de Alta Complejidad “Presidente Juan Domingo Perón”, es una unidad conformada por un equipo multidisciplinario con un enfoque integral de cada paciente, no solo en lo que respecta a la intervención en sí, sino también en los periodos pre y post-trasplante.

Además realiza una constante campaña en la prevención brindando información para que la comunidad pueda aprender a mantener la salud de los riñones y evitar la aparición de la insuficiencia renal.

En este sentido, el doctor Federico Ciccora medico nefrólogo del HAC, brindó una serie de consejos y recomendaciones para evitar el daño renal, además comentó acerca del funcionamiento del Servicio en lo que respecta al antes, durante y después del trasplante.

La enfermedad renal crónica se divide en 5 estadios de acuerdo lo que es la función renal, y se puede determinar a partir de un sencillo análisis de sangre, en el que se miden los niveles de creatinina en sangre para esto, también se tienen en cuenta otros factores como la edad, la raza y el sexo, entre otros.

“Lo más importante es detectar a tiempo, o hacer un enlentecimiento de la progresión de la insuficiencia renal. Las dos patologías más frecuente que llevan a la insuficiencia renal y el requerimiento de un tratamiento sustitutivo son muy conocidas por la población: hipertensión y diabetes”, recalcó el profesional.

“Son patologías que se llaman sistémicas porque pueden afectar diferentes órganos entre ellos los riñones, siempre cualquier paciente hipertenso o diabético tiene que hacer controles con el nefrólogo para detectar inicios de daño renal”, agregó

Una vez que se detecta el daño renal lo que se trata es de detener la progresión de la misma. Pero cuando ya esta avanzada y que los riñones no cumplen sus funciones correctamente llega el momento de requerir un tratamiento sustitutivo: hemodiálisis, diálisis peritoneal y el trasplante renal; según los especialistas para la sobrevida del paciente este último, es la mejor opción.