Compartir

Desde el ministerio de Desarrollo Humano de la provincia resaltaron con satisfacción que las múltiples acciones destinadas a fomentar la toma de conciencia para la prevención de enfermedades da buenos resultados. Es así, que desde el área de obstetricia del Hospital de la Madre y el Niño observan que hubo un “gran avance” en el cuidado de la salud integral que las mujeres realizan.

La doctora Diana Gallozo, médica ginecóloga del área de Obstetricia de ese nosocomio resaltó que “la importancia de todo es la prevención”. Con esas palabras dio el puntapié para recordar que con la vacunación a la edad propicia y los controles anuales se puede prevenir y hacer diagnóstico temprano del cáncer de cuello de útero.

“El cérvix o cuello uterino, es la parte más baja del útero, es el lugar en donde crece el bebé durante el embarazo. El cáncer de cuello de útero es causado por un virus llamado virus del papiloma humano HPV”, explicó.

Señaló que colocarse las vacunas en el momento adecuado, al calendario de vacunación, es muy necesario. Allí consta que se deben vacunar niñas y niños de 11 años para la prevención del HPV.