Compartir

Para el intendente de Villafañe, Hugo Onisimchuk, “no hay manera de cuestionar que fueron óptimas” las medidas de protección adoptadas por el Gobierno provincial en el marco de la pandemia del COVID-19.  

“Las consecuencias de la pandemia afectan a todos. El otro día veía que algunos pedían más apertura, pero se debe marcar que existen medidas de protección que se han tomado desde el Gobierno provincial para evitar el ingreso del virus al territorio formoseño. Creo que no hay manera de cuestionar que fueron óptimas”, subrayó en declaraciones recogidas por AGENFOR el jefe comunal.

A su entender, “son totalmente eficaces las medidas adoptadas por el Gobierno de la provincia y por los intendentes también, quienes por ejemplo logramos que los proveedores de Chaco eviten las zonas céntricas de las localidades e ingresen a descargar a los comercios. Implementamos playas de descarga, como El Colorado y aquellos que recibimos mercaderías de la vecina provincia”.

“Los intendentes tomamos esa medida de evitar que ingresen a los pueblos. Cuánto tiempo ya ha pasado y no tenemos ningún caso de circulación comunitaria en la zona sur de la provincia, donde estamos a kilómetros de Chaco. O sea, pasamos el río y estamos con el virus”, advirtió.

En este punto, hizo notar que “hay que valorar y reconocer que las medidas adoptadas por el Gobierno provincial son las adecuadas. La gente debe entender que gracias a esas disposiciones que tomamos hoy podemos tener determinadas actividades”. 

“¿Qué pasaría si entrara el virus a Villafañe? -planteó-. Nos veríamos obligados a establecer la cuarentena en todo el pueblo, lo cual significaría que los productores de la localidad no puedan llevar la verdura que producen a la capital. Y la actividad misma se va a ver resentida, con un daño económico terrible”.

A su vez, Onisimchuk reconoció que “a veces hay cuestiones que son incómodas” dentro de las medidas dispuestas ante el COVID-19, no obstante marcó que “son necesarias y están dando resultados”.

A modo de ejemplo, comentó que “en todo lo que es el servicio de paquetería y encomiendas lo descargamos en la Casa de la Solidaridad y lo dejamos por el término de 72 horas. Si bien dicen que por ese medio no llega el virus, hasta hoy no está científicamente comprobado que así sea, con lo cual tomamos esa previsión”.

“Si bien hay algunos cuestionamientos, creo que la gran mayoría de la gente entiende y gracias a Dios estamos sobrellevando bien la situación”, dijo finalmente.