Compartir

“Son reiteradas estas situaciones de violencia, y siempre son los mismos patoteros”, aseguró la ingeniera Ilda Villalba, decana de la Facultad de Recursos Naturales de la Universidad Nacional de Formosa, al referirse a la golpiza que le propinaron al personal no docente Diego Ramazotti.

Al aludir a este gravísimo hecho en una entrevista a la Agencia de Noticias Formosa, de forma categórica responsabilizó al rector Augusto Parmetler “por el abuso de la autoridad en la Universidad, ya que él se cree un patrón de estancia”.

Incluso, advirtió que tampoco, como la máxima autoridad de la alta casa de estudios, repudió este hecho, “y el que calla otorga”. “Como aquel día negro que fue el 24 de agosto de 2021, cuando los docentes fuimos a votar y nos corrieron. Sin embargo, para Parmetler, eso era parte del folclore”, recordó.

En relación a la lamentable agresión a Ramazotti, quien “está con traumatismo de tórax, todavía internado y en estado de observación”, tras el lamentable hecho, otro que desde “hace tiempo se viene repitiendo en la UNaF”, condenó.

El antecedente violento en la casa de altos estudios del 24 de agosto de 2021

Describió a continuación que todo se inició este miércoles 5, “cuando fui a solidarizarme con los compañeros que fueron separados arbitrariamente de sus lugares de trabajo, a quienes los enviaron al Polideportivo y estaban sin hacer nada”.

A partir de una resolución, “dispuesta el pasado lunes, en la que trasladaban a aproximadamente a 30 personas de la Facultad de Recursos Naturales y de la Facultad de Ciencias de la Salud a prestar servicios en la Subsecretaría de Obras y Planeamiento, que está a cargo del ingeniero Carlos Martínez”, según indicó.

Y apuntó que además de ser removidos de forma arbitraria, también fue “sin preaviso”.

Luego prosiguió relatando que a Ramazotti le dan la orden de que “a mí me expulsen del lugar, pero él les dijo que no me puede echar. Fue entonces que comienzan a golpearlo dentro de la oficina del subsecretario a cargo de estos trabajadores, el señor Alfredo Sena, quien ya en repetidas veces fue protagonista de estos hechos en la Universidad, por lo que posee un gran prontuario”.

Además de él, también identificó “a Daniel Olmedo, (hermano de Rafael Olmedo), quien me dice que debía pedir autorización para ir a estar con los compañeros, pero ante lo cual le respondo que soy decana electa y por lo tanto no corresponde”.

Por eso mismo, lamentó “esta persecución psicológica con los no docentes, que es también ahora física”, pero que la misma es para todo aquel que “no piense como ellos”.

Y condenó asimismo que “siempre son los mismos patoteros los que están actuando”, por lo que “sinceramente me da miedo hasta ir a la Universidad, e incluso en una oportunidad encontré los cuatro neumáticos de mi vehículo rotos”.

Finalmente, reflexionó que “causa mucha pena” que esto suceda en la Universidad, cuando debería ser otra la imagen que “tenemos que mostrarles a los estudiantes, a quienes nos debemos como autoridades”.