Rodríguez: “El objetivo es hacer una apertura de la frontera cuidada, para evitar que cambie nuestro estatus sanitario actual”

Compartir

La directora de Epidemiología de la provincia, la doctora Claudia Rodríguez, se refirió a la apertura de dos pasos fronterizos entre Formosa y Paraguay, a partir de este lunes 13 de diciembre.

Se tratan de los corredores seguros de Puerto de Formosa con Alberdi y San Ignacio de Loyola con Puerto Falcón, según datos recabados por AGENFOR.

Al respecto, Rodríguez esbozó: “Es un nuevo desafío, porque sabemos que la apertura de frontera implica convivir con personas que vienen de otros países con situaciones epidemiológicas distintas, pero como todo desafío, hay que hacerle frente y por eso hay requisitos, para tener una apertura con medidas cuidadas y asegurar de mantener nuestro estatus sanitario lo más que se pueda”.

Además, indicó que de todos los pasos fronterizos solo se habilitaron estos dos, manifestando que “son los que mayor caudal de ingreso presentan” y aclaró: “Esto es por ahora”.

A su vez, señaló que hay un cupo limitado de ingreso por día. “Por el Puerto de Alberdi pueden hacerlo hasta 600 personas y 1000 por Clorinda. También, tenemos horarios de ingreso que son desde Clorinda desde las 7 de la mañana hasta las 22 horas y por el Puerto de Formosa de 8 a 13 horas y de 15 a 19 horas”.

En esta misma línea, sostuvo que “paulatina y gradualmente iremos aumentando el cupo y los horarios. Esto es para iniciar”.

Requisitos

Respecto de los requisitos a cumplir para ingresar en la Argentina, Rodríguez informó: “Los tres requisitos básicos para todo argentino residente en Argentina y extranjero de cualquier parte del mundo, son contar con la declaración jurada (exigida por la Dirección Nacional de Migraciones), un PCR negativo de 72 horas previas al ingreso y esquema completo de vacunación con dos dosis con al menos 14 días de aplicada la segunda”.

Y continuó: “En el caso de los extranjeros que no tengan residencia se les exige un seguro de salud, para que en caso que se enferme se pueda cubrir los gastos de internación, traslado, medicación y demás”.

Además, explicó: “Supongamos que el que ingresa es una persona argentina o residente mayor de 18 años que no tiene el esquema completo de vacunación o que no tiene vacuna, entonces, al ingreso le vamos a hacer un test rápido de antígeno y va a tener que cumplir cuarentena durante siete días”.

En este mismo contexto, señaló que este mismo protocolo se le aplicará a “cualquier persona que venga de un país africano”, recordando que este es un requisito nacional.

“Todos son requisitos nacionales impuestos por el Ministerio de Salud de la Nación, a los cuales la provincia se adhiere”, aclaró.

En otra línea, sostuvo: “Las personas que tengan residencia en Formosa y resulten ser un caso sospechoso, cumplen la cuarentena en el domicilio. En el caso que vayan a otra provincia lo que se hace es un acompañamiento en burbuja hasta la frontera provincial”.

“Si una persona presenta síntomas en el viaje previo al ingreso, ni bien llega se le realiza un test rápido que si da positivo, el aislamiento lo va a hacer, según el protocolo sanitario vigente en la provincia, durante 10 días en un Centro de Asistencia Sanitaria (CAS) a excepción de los menores de edad que lo hacen en el domicilio”, explicó.

Monitoreo

Por otra parte, aclaró que “el monitoreo de la cantidad de personas que ingresan es controlado entre Sanidad- Frontera e Inmigraciones”.

“Nosotros habíamos tenido reuniones previas con los organismos nacionales Migraciones, Aduana, Sanidad de Frontera, Seguridad y en el caso de Clorinda, Gendarmería para ir coordinando”, comentó.

Y remarcó: “Estamos abriendo una frontera que estuvo casi dos años cerrada –solo habilitada para razones humanitarias o transportes de carga- y lleva un tiempo que nos vayamos acomodando, por eso se puso un cupo y horario, pero esto va ir aumentando progresivamente y más teniendo en cuenta que vienen las fiestas”.

Para finalizar, expresó: “El objetivo es hacer una apertura de la frontera que sea cuidada, con medidas para evitar que cambie nuestro estatus sanitario actual”.