Romero Bruno despejó dudas sobre inmunizaciones e informó sobre el estado de los pacientes graves por coronavirus

Compartir

Este viernes, el médico Epidemiólogo Mario Romero Bruno, informó sobre el estado de salud de los pacientes activos de COVID-19, a la vez, aclaró dudas sobre inmunizaciones e instó a la población continuar con los cuidados sanitarios y vacunarse.

“Estamos teniendo 4.460 casos activos, algunos cursando su enfermedad en su domicilio, otros en los Centros de Atención Sanitaria (CAS) en donde se les realiza un monitoreo diario y la aplicación de tratamientos como el suero equino hiperinmune que le da una defensa más a ese organismo que lucha contra el virus; otras personas están internadas en alguno de los nosocomios del sistema público de salud, sea sala general con oxígeno -o quienes están más graves- en una Unidad de Terapia Intensiva (UTI)”, comenzó el especialista.

Sobre los cuadros que evolucionaron desfavorablemente,indicó que se trata de 110 personas “la mayoría de ellos con necesidad de asistencia respiratoria mecánica, luchando por su vida”.

Agregó que “son 854 las personas que fallecieron por la enfermedad en Formosa, corresponden al 1,8% de la cantidad de casos diagnosticados –menor que al resto del país- pareciera poco, pero para quien ha perdido un ser querido es todo”.

Por su parte, reflexionó que la pandemia “nos ha puesto a prueba y tenemos que defendernos como comunidad” y recordó que “no hay un tratamiento que sea efectivo, no tenemos la forma de combatirla eficazmente”, por lo que “prevenir la enfermedad es fundamental”, evitando el contacto con el virus COVID-19.

En este sentido, reiteró a la población que es fundamental ventilar los espacios aunque las temperaturas sean bajas, lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, utilizar correctamente el barbijo, mantener distancia social y evitar las reuniones, “no salgamos a buscar el virus” recalcó.

Sobre la inmunidad de rebaño, el especialista marcó que “se refiere a la resistencia natural o adquirida frente al ataque del agente infeccioso, estas defensas se pueden dar mediante la inmunidad humoral –que son los anticuerpos- y permite la neutralización del virus de forma activa (por haber tenido contacto con el virus o con la vacuna), por otra parte está la inmunidad pasiva –con el suero equino hiperinmune- es lo que estamos haciendo ahora, darle anticuerpos a quien está luchando contra el virus”.

También encontramos la inmunidad celular, “son células que también generan sustancias que eliminan al virus”.

Luego de contraer COVID-19 o vacunarse

En este contexto, Romero Bruno se refirió a las preguntas frecuentes que realiza la comunidad luego de contraer coronavirus o haber sido inmunizado contra la enfermedad: “quieren saber si les generó defensas, anticuerpos y si el laboratorio les da bajo se preocupan, si les da alto se quedan más tranquilos pero en realidad está demostrado que no es útil medir los anticuerpos porque una persona que tenga bajo niveles tiene la inmunidad celular que permite enfrentar al virus en cualquier otra circunstancia; no está recomendado por eso medir los anticuerpos”.

Advirtió además que “esto no es una garantía de que la persona no se va infectar y va contagiar, previene (las vacunas) las complicaciones y la muerte”.

Suero equino hiperinmune

Romero Bruno añadió sobre la inmunidad pasiva mediante la aplicación de suero equino hiperinmune que “de forma temprana está teniendo muy buenos resultados”, también junto a la vacunación “que nos da anticuerpos luego de 21 días o un mes”, por lo que pidió “no relajarse inmediatamente después de vacunarse, hay que seguir cuidándose” y recordó que los anticuerpos duran aproximadamente unos seis meses.

Finalmente, el médico lamentó que las vacunas no estén disponibles para todos los países del mundo “que el sol salga para todos, no tendría que tener patentes ni intereses económicos, pero no es lo que sucede en el mundo”, e instó a la población a valorar “el esfuerzo que estamos haciendo para que todas las personas tengan acceso a las vacunas, alentamos a que se acerquen a vacunarse, es mejor prevenir que curar”.