Compartir

En una curva de proyección estimó que, sin los pertinentes controles de ingreso y medidas de bioseguridad llevadas adelante hasta el momento, en un mes podría haber más de 2500 contagios y 70 fallecimientos.

En el marco de una nueva conferencia de prensa del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID 19, el médico epidemiólogo Mario Romero Bruno, presentó un gráfico que indica la proyección de contagios y fallecimientos por COVID 19 en Formosa sin la implementación de las medidas sanitarias vigentes en la provincia.

“Uno no es futurólogo, pero hay ciertos números que en base a la experiencia que se viene teniendo de la cantidad de personas que podrían estar contagiadas y cuantas personas a su vez de un caso positivo pudieran contagiarse, uno puede hacer una proyección en el tiempo de qué sucedería”, contextualizó.

El especialista estimó que, si 500 personas ingresaran sin ningún control a la provincia, aproximadamente el 2%, es decir 10, podrían estar con un análisis positivo para PCR, “o sea portando el virus”.

“Teniendo en cuenta lo que se llama un valor estadístico que determina la cantidad de contagiados que puede tener un caso positivo, que se estima entre dos y tres personas que uno pudiera contagiar, en promedio sería 2,5 aproximadamente, se hace esta proyección”, explicó.

En ese marco, luego de siete días, serían 40 personas las portadoras del virus de contactos estrechos de los primeros contagios. En siete días más, es decir 14, se proyectó 160 infectados más.

“Si pensamos que estas personas pudieran tener un factor de riesgo mayor como la hipertensión, obesidad, la edad misma, ya en esa cantidad de caso uno podría suponer que habría cuatro fallecidos”, indicó Romero Bruno.

Y aclaró: “Esto es un valor que se llama tasa de letalidad, se estima para Argentina que tres de cada diez personas que se enferman, fallecen”.

En 21 días, la cantidad de casos sería 640 casos con 17 fallecidos; y en 28 días, llegando al mes, “fíjense como la curva rápidamente asciende porque uno ya no puede frenar esta circulación, ya no se puede aislar a todos, a sus contactos estrechos” por lo que serían 2560 positivos, “que es lo que está pasando en muchos lugares”, con una proyección de 70 muertes.

En otro orden, el profesional recordó que ya son 30 mil los fallecidos por COVID en todo el territorio nacional y resaltó que el 25 de septiembre se llegó a los 15 mil, por lo tanto, en sólo 33 días se multiplicó esa cifra.

“Este es el peor indicador con respecto a coronavirus, porque a veces la cantidad de casos depende de la cantidad de testeos que se realicen, muchas provincias no testean a pacientes asintomáticos como hacemos nosotros, inclusive a muchos casos con síntomas los mandan a la casa, entonces la cantidad de casos puede variar, lo que no se puede ocultar son la cantidad de fallecidos”, expresó.

Y agregó: “Si uno hace una proyección, calculando que hay un promedio de 250 fallecidos por día, si se mantiene esta tendencia en los próximos 90 días, a fin de año, habría 22500 más personas fallecidas”.

En ese sentido, Romero Bruno dijo que “estas son las dificultades que tiene controlar esta pandemia”, ya que es de público conocimiento la rapidez de transmisión y los rebrotes en los distintos países de Europa y en Estados Unidos; además que “se teme un rebrote en Argentina”.

“Tenemos que darnos cuenta que es una situación que todavía uno no puede predecir cuál va a ser el resultado final, sabemos las consecuencias hasta el momento, en Formosa no tenemos ningún fallecido y menos de 200 casos, pero esta situación epidemiológica puede variar rápidamente”, anticipó.

Y precisó: “Si cambian las condiciones de ingreso, si cambian los comportamientos de las personas y si esto ocurriera tendríamos que retroceder a todo lo que se logró hasta la fecha, muchas de las actividades que hoy disfrutamos los formoseños tendrían que retroceder y volver a quedarnos en nuestras casas, esa sería la primera conducta para evitar la propagación”.