Compartir

Además, instó a realizarse los test de detención temprana ante la aparición de síntomas o en los rastreos de búsqueda de casos.

En el marco de una nueva conferencia de prensa del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID 19, el médico epidemiólogo Mario Romero Bruno, expuso los periodos que atraviesa el coronavirus en relación con el paciente y el ambiente donde se desarrolla.

En primer lugar, el especialista explicó que antes de que exista la enfermedad existe el periodo prepatogénico, donde la situación entre el COVID, el huésped que son las personas susceptibles y el ambiente que lo rodea, como las políticas públicas, se desequilibran.

“Este desequilibrio hace que en algún momento la persona susceptible se enferme”, indicó; y agregó que en ese momento inicia lo que se conoce como el periodo patogénico.

En esta etapa, el proceso de incubación puede durar entre 5 y 7 días, pero también hasta 14; y suceden cambios invisibles en el organismo, por eso hay un periodo llamado subclínica, es decir, donde no aparece ningún síntoma, y en el caso del coronavirus, puede permanecer en toda la evolución del virus.

“A partir de allí aparecen, en algunos casos, los síntomas que estamos dando a conocer constantemente para que la persona, ante la presencia de algún síntoma, concurran a la consulta”, señaló el profesional.

Y aclaró: “Hay un síntoma muy característico del COVID, que se da en el 70% de las veces, que es la perdida aguda del olfato; a esto se agregan síntomas generales muy similares inclusive al dengue: fiebre, dolores musculares, que en este momento ante una pandemia pensamos que es COVID, pero también en este momento del año, con estas lluvias, se puede dar la presencia del dengue”.

Luego, según argumentó Romero Bruno, se da el horizonte clínico donde se desarrolla la enfermedad con síntomas leves, como en la mayoría de los pacientes, síntomas moderados que requieren un cuidado intensivo, o síntomas graves y críticos, que son los que precisan asistencia respiratoria mecánica.

“En esas situaciones es que se están internando los pacientes en el Hospital Interdistrital para la Contingencia COVID 19; y se pueden dar dos situaciones que la persona se recupere o muera, pero también puede quedar alguna secuela, según las descripciones que se dan en la bibliografía científica, que hay situaciones que pueden perdurar durante mucho tiempo”, remarcó.

¿Qué hacer en estos periodos?

En ese contexto, el médico expresó cuáles son las acciones a seguir en cada etapa del virus. Así, en la prepatológica es donde se da la prevención: evitar contactos estrechos, aplicar el distanciamiento, utilizar barbijos, evitar reuniones en lugares cerrados, higienizarse las manos y vacunarse.

“Cuando pasamos a la etapa asintomática, ese periodo de latencia o que puede mantenerse, la única manera de poder diagnosticar a una persona así es haciendo el testeo, no hay otra manera y los asintomáticos contagian, entonces hacerse un testeo es la manera de saber si estoy portando el virus y si tengo el riesgo de contagiar a otros”, aseveró.

Y cuando aparece algún síntoma, Romero Bruno recomendó la consulta temprana, no quedarse en la casa porque, cuando el virus llega a un estadio más avanzado “como está nos está pasando con pacientes de Clorinda”, después de seis o siete días de síntomas, el daño que produjo el COVID dentro del organismo es difícil de revertir; y existen las posibles consecuencias de desarrollar síntomas más graves y el riesgo de fallecer.

“La persona deben estar internada de acuerdo a la gravedad y el tratamiento que se está ofreciendo y está mostrando efectividad es el suero equino hiperinmune, que demuestra una mayor utilidad si se administra tempranamente, pero cuando la persona está muy complicada es muy poco el efecto que puede tener”, advirtió.

Por último, cuando pasó el periodo de la enfermedad, que puede durar hasta veinte o treinta días en una persona de estadio muy grave, si pueden recuperarse, se está evaluando las posibles secuelas.

Políticas públicas

Ante lo expuesto, Romero Bruno reiteró las políticas públicas que lleva a cabo el Gobierno de la provincia de Formosa para combatir cada periodo del virus.

“En la primera etapa se está realizando el ingreso ordenado y administrado, se solicitan los test previos, se les hace un seguimiento a los transportistas, los Centros de Alojamiento Preventivo para realizar la cuarentena, la detección de los ingresos irregulares muchas veces con la participación comunitaria”, detalló.

Además, el entendido en el tema, precisó: “Cuando avanza la enfermedad seguimos hablando de que es importante hacer el testeo, el rastreo de los contactos, poner en cuarentena a los contactos estrechos que son habitualmente los que primero se contagian y el aislamiento en los Centros de Atención Sanitaria para las personas positivas asintomáticas o leves”.

Y concluyó: “Ya cuando se complica con síntomas moderados o leves el aislamiento se hace en el Hospital Interdistrital para la Contingencia COVID 19”.