Salud advierte que exceso de información de fuentes no confiables produce estrés y no contribuye a la prevención

Compartir

Hoy la tecnología nos acerca de manera tal que podemos socializar online y mantenernos comunicados, más allá de que estemos realizando cuarentena. En ese sentido, el diálogo con nuestra familia, niños y adultos mayores es fundamental.

Reducir el consumo de noticias y amplificar historias positivas son algunas de las recomendaciones que da la Organización Mundial de la Salud (OMS) para cuidar la salud mental ante el estrés​ que produce la pandemia de coronavirus.

En su informe «Salud mental y consideraciones psicosociales durante el brote de Covid-19», la OMS destacó que las autoridades de salud pública de todo el mundo están actuando para contener la pandemia, «sin embargo, esta época de crisis está generando estrés en la población».

A nivel general, la OMS recomendó «ser empáticos con todos los afectados, apoyar a los que más lo necesitan y amplificar historias positivas y esperanzadoras».

En base a todos los informes brindados por la OMS, el Ministerio De Desarrollo Humano de Formosa recomienda a la población que «minimice mirar, leer o escuchar noticias que lo hagan sentir ansioso o angustiado» y enfatizamos la importancia de buscar información sólo en fuentes confiables.

Manténgase conectado con su círculo social. Puede mantenerse conectado por correo electrónico, redes sociales, videoconferencia y teléfono», se afirma y agrega que «incluso cuando esté aislado, intente tanto como sea posible mantener sus rutinas diarias personales o crear nuevas rutinas».

Haga ejercicio regularmente, mantenga rutinas de sueño regulares y coma comida sana.

Para nuestros niños, se recomienda, ayudarlos a encontrar formas positivas de expresar sus sentimientos como el miedo o la tristeza.

Rutinas

La cartera de Salud insiste en que, al menos durante un tiempo, niños, niñas y adolescentes mantengan distancia física especialmente con abuelos, ya que los adultos mayores son los más vulnerables frente a Covid-19.

Los especialistas aseguran que en época de estrés es común que los niños busquen más apego y sean más exigentes con los padres.

Para los adultos mayores, se indicó tener «un apoyo práctico y emocional a través de la familia y los profesionales de la salud».

Los adultos mayores, especialmente en aislamiento y con deterioro cognitivo o demencia, pueden ponerse más ansiosos, enojados, o retraídos durante el brote o la cuarentena», se recomienda practicar la paciencia, se aconseja compartir y explicar datos simples de lo que está sucediendo y repetir la información cuantas veces que sea necesario.

Por la creciente preocupación por la pandemia en estas semanas vemos el aumento de los casos o de la gravedad de nuestros pacientes con trastornos de ansiedad y depresión: la incertidumbre, la sensación de descontrol, la angustia, la desesperación y el pánico hacen estragos en pacientes emocionalmente vulnerables.

Tener en cuenta que «no es tiempo de tomar decisiones, cuando el ambiente resulta amenazante el mejor remedio es la información, la cautela, los vínculos afectivos y el cuidado tanto personal como de los otros».

Los vínculos son el gran amortiguador del estrés​. La sensación de que estamos juntos en este desafío es siempre tranquilizadora.