Compartir

El presidente del Bloque de Diputados del PJ, Agustín Samaniego, objeto en duros términos el análisis crítico que hiciera el senador Luis Naidenoff acerca del sistema de salud pública en la provincia.

Tras referir el legislador peronista que “es harto evidente que la desesperación y la ambición desmedida no son buenas consejeras”, advierte que “el derrotero que está desarrollando el senador Naidenoff así lo confirma”.

Conjetura que su modo surge a partir “del panorama que avizora para su futuro político con una interna que cree y sabe le va a ser adversa, lo hace cometer crasos errores mezclando burdas falsedades y paupérrimas argumentaciones en sus declaraciones”.

Enfatiza que el parlamentario radical “tomando un caso particular, que por supuesto nos duele a todos pero con un desenlace que puede acaecer y forma parte de la medicina de todo el mundo, critica irracionalmente el sistema sanitario provincial”

Destaca Samaniego que “es por todos conocido y reconocido que el sistema de salud provincial, como nunca antes en la historia de nuestra provincia, ha sido fortalecido, ampliado y tecnificado mejorando el acceso y la calidad de los servicios en todos los rincones de la provincia. Es una realidad que nadie puede impugnar. Es una verdad que se pondera con variables e indicadores objetivos, no aprovechándose perniciosamente de casos puntuales donde a veces la fatalidad no puede ser evitada”.

En este marco es que sostiene que “al examinar todos las variables de calidad y resultados sanitarios en la provincia observamos que han mejorado enormemente. Esto se logra con una gigantesca inversión en materia sanitaria en un sistema de complejidad creciente. Eso ha llevado a un prestigio que muchos, inclusive que comulgan con el parecer del senador Naidenoff, prefieren la atención en el sector público que en el privado”.

Insistió en su llamamiento a la reflexión al senador para que “abandone su discurso de campaña que solitariamente desenvuelve”. Concluyente finalizo diciendo que “mientras todos están ocupados en gestionar para los formoseños desde el lugar en que se encuentre, él prefiere montarse en cualquier mentira u operación mediática con la esperanza que así no caerá al lugar que inexorablemente ya le tiene reservado la ciudadanía formoseña”.