Samaniego reprochó la actitud de diputados radicales que buscan rédito político en Clorinda

Compartir

El jefe de la bancada justicialista de la Legislatura provincial, Agustín Samaniego, reprochó a los diputados radicales que se trasladaron a Clorinda y reclamaron el levantamiento del bloqueo sanitario preventivo instalado allí por casos de coronavirus.

El legislador justicialista salió al cruce de las declaraciones públicas de su par de la oposición tras la afirmación de que con gusto se contagiaría del virus por cumplir con su trabajo.  En ese sentido, el legislador señaló que “es una interpretación errónea, su egoísmo le hace creer que la salud es un bien individual, pero en este caso es un bien social, no solo él estará perjudicado en caso de contagiarse, sino con la posibilidad cierta de contagiar a otras personas que no se exponen como él”.

En declaraciones a Agenfor, Agustín Samaniego subrayó: “No existe necesidad de enviar este mensaje confuso y falaz a la sociedad intentando sacar rédito de un reclamo que puede llegar a ser justo por parte de algunos pobladores de Clorinda, que reclaman la liberación del bloqueo sanitario y saben perfectamente que la única forma que existe para combatir este virus que ha azotado a la humanidad son las medidas preventivas, bloqueos a circulación comunitaria y el aislamiento”.

Consideró que “en su ánimo anti-cuarentena, anti-gobierno, propone el contagio masivo porque dice, y es el pensamiento que tiene toda la oposición formoseña, que debemos acostumbrarnos a convivir con el virus”.

Samaniego se preguntó: “¿ Y eso que significa? ¿Qué vamos a dejar que nos contagiemos aún a riesgo de saber que un porcentaje va a fallecer? ¿Quien va a poner el primer fallecido?”.

El legislador recordó que ninguna nación del mundo decidió “convivir” con el virus como proponen los radicales formoseños, al contrario, le dieron batalla, “mientras personeros que intentan sacar rédito y tajada política de lo más rastrero, proponen convivir con el virus”.

En otro orden Samaniego también  destacó  que en la experiencia regional, “es que a mayor circulación y liberación de actividades de todo tipo, aumenta la tasa de contagios y con ello el número de muertes y las secuelas que está dejando el virus, con los sistemas de salud colapsados”.

“Tenemos que escuchar lo que sucede en provincias como Salta, Jujuy, Chaco, Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires con hospitales abarrotados, donde los médicos tienen el drama épico de elegir a quien poner en respirador o no”, precisó.

Pocas luces

Advirtió el legislador justicialista que desde el inicio de la pandemia, la oposición local intentó boicotear todas las medidas sanitarias propuestas por el gobierno provincial para frenar el avance del coronavirus, aunque señaló que “tienen pocas luces y poco poder de fuego para lograrlo».

No obstante se preguntó “que hubiese pasado si tenían éxito, no tendríamos el estatus sanitario actual, con pocos casos en comparación con otras provincias, sin fallecidos y solo dos localidades bloqueadas de manera preventiva”.

“Es el Modelo Formoseño el que se puso a prueba y demostró su fortaleza, no solo en el sistema sanitario con un hospital solamente para pacientes de Covid, debe ser el único caso en la Argentina y quizás en el mundo, el sistema de seguridad, logístico, educativo, de comunicaciones, que permitieron que la vida sea lo más normal posible. Estamos viviendo un momento excepcional en la historia de la humanidad”, reflexionó Samaniego.

Seguidamente recordó que “las medidas restrictivas tienen un solo norte, que es cuidar la salud de la gente, el gobernador Gildo Insfrán responde a un solo interés que es cuidar la salud del pueblo y algunas medidas son antipáticas, y es ahí donde están los radicales como los cuervos tratando de sacar rédito político”.

Marcha

Al opinar sobre la convocatoria a un banderazo nacional  bajo la consigna “Somos Libres” el próximo lunes 12, consideró que en Formosa no tendrá demasiada aceptación, porque la sociedad formoseña tiene alta conciencia del cuidado de la salud.

“No podemos ser tan irresponsables para convocar a una marcha, reclamando qué libertad, cuando está comprometida nuestra vida, de nuestros padres, abuelos, hijos”, reprochó.

«Ellos piensan en las próximas elecciones del año que viene. Al gobernador Insfrán ni se le pasa por la cabeza las próximas elecciones, está preocupado por el virus y que no exista circulación», concluyó Samaniego