Compartir

Con miras a las elecciones primarias de agosto y los comicios generales de octubre, el diputado provincial Agustín Samaniego no dudó en pronosticar que “se viene una nueva Argentina, un país que nos merecemos y que es posible, de la mano de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner”.

En ese sentido, subrayó que “estamos convencidos de que la Argentina debe cambiar”, marcando que “estos últimos tres años y medio hemos vivido momentos muy difíciles, donde se ha destruido el trabajo y la industria”.

Reprochó que “a aquel que intentó producir no le ha ido para nada bien porque el Gobierno Nacional de ninguna manera lo ha ayudado”; en cambio, la gestión del presidente Mauricio Macri “sí ha favorecido al que especula”.

“Se ha retrocedido mucho en todos los temas: salud, educación, ciencia y tecnología, infraestructura, entre otros”, señaló el precandidato a diputado nacional por el Frente de Todos, haciendo notar que esas regresiones “han traído muchos inconvenientes en la calidad de vida de los argentinos, como la inflación, la caída del poder adquisitivo y el híper endeudamiento que nos va a hipotecar hacia el futuro”.