Compartir

Convocan a todas las personas que se sienten sanas, estén en condiciones y cumplan con los requisitos, a ser donantes.

“Para muchos pacientes es una medicina irremplazable”, aseveró una vez más la responsable del Centro Provincial de Hemoterapia y del Programa Provincial Sangre Segura, bioquímica Griselda Salinas, asegurando que «la sangre no se fabrica, no tiene sustituto. Por lo tanto, si no hay donantes, no hay posibilidad de que los pacientes cumplimenten los tratamientos indicados, muchos de los cuales son destinados a salvar sus vidas».

En ese sentido, agradeció “de todo corazón” a las personas que aun en el tiempo de pandemia, a pesar del miedo al contagio y de las restricciones a la circulación que hubo en algunos periodos “se acercaron a donar, demostrando así el amor por su semejante y el compromiso de la donación, en el caso de los donantes regulares”.

Hizo notar que “tenemos personas que son donantes habituales, también asociaciones amigas de la donación, a quienes agradecimos infinitamente que hayan seguido con este gesto altruista. También a los que se acercaron a donar para un familiar, amigo o conocido”.

“Sin embargo” -dijo- que en este periodo adverso de emergencia sanitaria, la donación sufrió una merma y las reservas de unidades de sangre se fueron agotando. “debemos tener en cuenta que las personas que necesitan de este líquido vital no pueden esperar. Las enfermedades siguen su proceso y los tratamientos que requieren una transfusión de sangre deben continuar. Por lo tanto, es imprescindible que las personas decidan donar y lo hagan”.

“En pandemia” –sostuvo- “las cirugías complejas siguen, muchos pacientes con oncológicos precisan de transfusiones, al igual que los que deben hacerse trasplantes, también para algunos eventos obstétricos de riesgo y otros tantos procedimientos. Solo contando con la sangre suficiente pueden cumplirse”.

Puso de relieve que, tanto el Centro de Hemoterapia como el Programa de Sangre Segura “trabajan todo el año, sin pausa con el apoyo y acompañamiento del Ministerio de Desarrollo Humano, en campañas que incentivan a la donación” pero “este es un momento especial que estamos transitando como comunidad, que ya lleva más de un año. Es importante que todos los que nos sintamos saludables, con condiciones para ser donantes, pensemos en todos aquellos que dependen de nuestradonación”, subrayó.

Tal, como comentó anteriormente, reiteró que muchos de los donantes “son de reposición, es decir que donan para gente conocida, esa donación no es periódica, es de manera esporádica. Esto hace que sucedan situaciones críticas, porque al no contar con la sangre suficiente, los stock se van agotando porque la donación no es habitual y periódica”.

Aseguró que “todos en algún momento de nuestras vidas, o un ser querido o alguien cercano  a nosotros, puede necesitar sangre. Y para no caer en la desesperación y en pasemos por momentos angustiantes, cada uno de nosotros que nos sentimos sanos y capaces de donar, deberíamos decidir ser donantes de sangre regulares, seguros y gratuitos, para asegurar la provisión en los casos necesarios”.

Insistió que “así como la sangre es irremplazable, el acto de la donación no tiene par. Es un gesto solidario y de amor al prójimo por excelencia, ya que con una simple decisión que va concluir en la donación, podemos estar salvando hasta 4 vidas. Hagámoslo”.

Indicó que la provincia cuenta con postas de donación “donde pueden concurrir aquellos que quieran donar y están ubicadas en los hospitales distritales, en localidades del interior y el hospitales de aquí de capital. Pueden hacerlo de lunes a viernes. Inclusive los días sábados, domingos y feriados, los que deseen hacerlo pueden venir a nuestro banco de sangre del Centro Provincial que funciona en el hospital de Alta Complejidad, por la mañana de 8 a 12 hs y por la tarde de 15 a 18 hs. Los esperamos.”

Vamos a donar

Salinas describió que la mayoría de las personas pueden ser donantes. “Solo es necesario sentirse bien y sanos. Ser mayor de 18 años y hasta 65. Pesar más de 50 kg. No haber tenido una enfermedad grave ni transmisible por sangre como HIV, Hepatitis B, C, Chagas, Brucelosis, entre otras. Y en caso de padecer alguna enfermedad como diabetes, presión arterial alta o baja se debe hacer la consulta”.

No haber recibido transfusiones en el último año, Si se tiene tatuajes, perforaciones o cirugías se deberá consultar previamente. En caso de tener dolores antes de la donación, solamente ingerir paracetamol y consultar. Las mujeres pueden donar tres veces por año y los varones cuatro.

Previo a la donación la persona debe desayunar o almorzar alimentos bajos en contenido graso, tales como: mate, te, café, cocido con leche, frutas,  queso, leche, sándwich, medialunas. No ingerir bebidas alcohólicas por 48 horas antes. No fumar dos horas antes, ni dos horas después de la donación.