Compartir

Un equipo de vacunadores del centro de salud del barrio San Francisco, está aplicando casa por casa la dosis extra de vacuna triple viral como parte de la Campaña de seguimiento 2018 de prevención del Sarampión y Rubéola que se encuentra vigente desde el 1 de octubre y se extenderá hasta el 30 de noviembre.

Al respecto, desde la dirección del efector sanitario explicaron que “Estamos todos los días aplicando esta vacuna en nuestro centro de salud, como hacemos con el resto de las que incluye el calendario”. Al mismo tiempo aclaró que “para ampliar nuestra cobertura llevamos a las casas nuestro servicio gratuito de vacunación. Así  facilitamos a las familias y  a los niñitos de entre 13 meses y 4 años el acceso a la misma”.

“Nuestro propósito es que ninguno se quede sin su dosis, teniendo en cuenta que este plan de vacunación  es como un refuerzo para mantener a nuestra provincia libre de Sarampión y Rubéola, algo que gracias al trabajo que desde la salud pública se realiza sin pausa, ya sucede desde hace muchos años”.

Cabe destacarse que en cada hogar los vacunadores dialogan con las familias para “detallar a los padres los beneficios que tiene esta vacuna para la salud de sus hijos” la cual además de evitar el sarampión y la rubéola previene también las paperas.

Si bien ya está dispuesta por el calendario de vacunación vigente “en este caso se trata de una dosis adicional”  por lo tanto aunque los niños de esta edad ya se hayan colocado la primera dosis del esquema, “deben colocarse también esta dosis extra” que para su aplicación “no requiere orden médica gratuita” y además es gratuita y obligatoria.

“Gracias a las familias que nos abren las puertas de sus casas, especialmente a los padres que nos permiten vacunarlos y que se interesan en esta campaña que apunta a cuidar la salud de los más chiquitos y a través de ellos a la salud de la comunidad en general”, manifestaron.

Este y todos los servicios de vacunación de los centros de salud, hospitales y vacunatorios públicos, tanto de la capital como del interior de la provincia,  esperan hasta el 30 de noviembre a los padres “para que acerquen a los niñitos a recibir esta vacuna”. “Hasta el último día de noviembre estaremos dando cumplimiento a esta campaña. Por favor a los que aun no vinieron, los estamos esperando”, insistieron desde la dirección del centro de salud San Francisco.