Compartir

El secretario general del gremio docente ADUFOR, el profesor Víctor Giménez, aseveró que “terminó una etapa oscura y llena de irregularidades y vicios de nuestra UNaF y se comienza a transitar nuevos caminos en búsqueda de la transparencia y la objetividad”.

En diálogo con AGENFOR, se refirió a la reciente disposición –con mayoría unánime- del Honorable Consejo Superior de la UNaF de desplazar a los integrantes de la Junta Electoral Permanente (JEP) debido a irregularidades comprobadas en el desempeño de sus funciones, designando a nuevas autoridades en la misma.

“Para nosotros es una gran logro ver que se ha removido a esta Junta Electoral porque ha venido cometiendo muchas irregularidades administrativas”, denunció, entre las cuales mencionó a numerosos incumplimientos de las normas vigentes.

En esa línea, evaluó que “se trata de un comienzo para que esta institución salga de todo este proceso que es muy irregular”.

Dijo que dicha remoción de los integrantes anteriores de la JEP y la designación de nuevas autoridades “allana el camino para que el proceso electoral que quedó pendiente se vuelva a fijar un nuevo cronograma y todo lo que corresponde en ese sentido”.

Aclaró: “Si bien la Justicia había suspendido por 30 días a los integrantes, la función del Consejo Superior era removerlos de los cargos por todas las arbitrariedades que habían cometido”, lo que “abre una esperanza para la democratización de nuestra querida UNaF”.

“Son muchísimas las irregularidades que se vienen cometiendo en la Universidad. Desde violar la norma para querer modificar el reglamento electoral hasta las incompatibilidades que ejercían los ahora destituidos integrantes de la JEP, quienes ocupaban cargos jerárquicos dentro de la Universidad y además estaban en la Junta”, repudió.

Elecciones

Agregó que “también fijaron el cronograma electoral a gusto y conveniencia del rector Augusto Parmetler”. Esto llevó a que en dos elecciones para decanos y vicedecanos de las Facultades FAEN y Humanidades se hayan registrado serias irregularidades.

Entre ellas, enumeró: “El llamado a elecciones fue muy sobre la hora, sin tener en cuenta los procesos y los tiempos, hasta que por ejemplo llegó el día del acto electoral y se habían conformado dos Consejos Directivos con consejeros titulares y suplentes, funcionando cada uno en lugares distintos, y fue así que salieron dos decanos y dos vicedecanos electos en FAEN”.

“Todo eso tiene que ver con estas irregularidades y falta de cumplimientos de las normas que rigen el proceso electoral” por parte de la gestión del rector Parmetler, criticó el profesor Giménez.

No obstante, esta cuestión “está en la Justicia”, con lo cual “ninguna de las elecciones está todavía confirmada”. “Vamos a ver cómo procede esta nueva Junta Electoral al respecto, pero todo está judicializado; no hay nada todavía firme como para que podamos decir que tal persona es el decano y tal otra el vicedecano”, precisó.  

Co-gobernar

“Lo positivo es que se termina una etapa oscura y llena de irregularidades y vicios de nuestra UNaF y se comienza a transitar nuevos caminos en búsqueda de la transparencia y la objetividad”, destacó a esta Agencia.

No dudó en señalar al rector Parmetler como el principal actor en el conflicto institucional, porque “desde que asumió su gestión, hace cuatro años, nunca nos ha convocado a una reunión paritaria local y tampoco ha cumplido con el convenio colectivo de trabajo”.

Criticó también cómo se fueron cubriendo los cargos docentes en ese período: “La carrera de ascenso y los concursos nunca se han cumplido. Es una irregularidad terrible”, sentenció, recordando que “entramos en proceso de acreditación de dos carreras, Contador Público y Licenciatura en Enfermería, y ninguna de las dos fue acreditada”.

“Todo eso tiene que ver con esta desidia de falta de concursos, no se ha llamado en cuatro años para cubrir los cargos docentes”, cuestionó.  

“Parmetler se escuda en la autonomía de la Universidad para dictar resoluciones que van en contra de las leyes”, denunció.

“Esto repercute en todo. Hay muchísimos docentes investigadores que no pueden llevar a cabo sus investigaciones porque no se firman convenios, la plata que viene para su proyecto no se entrega en tiempo y forma, hay un montón de irregularidades por cosas que maneja solamente el rector, quien está confundido: él cree que es el único que puede dirigir la Universidad, cuando lo que tiene que hacer es co-gobernar, para eso tiene un Consejo Superior que es la máxima autoridad, donde se reglamentan y norman todas las cuestiones referidas al funcionamiento de la UNaF”, concluyó.