Se conmemora hoy el Día Mundial de la Miastenia Gravis

Compartir

En Formosa, el sistema público de salud realiza el abordaje integral de la enfermedad de manera gratuita.

El 2 de junio se celebra el Día Mundial de la Miastenia Gravis, con el objetivo de dar visibilidad y concientizar a la población sobre esta enfermedad que afecta a miles de personas en todo el planeta.

La Miastenia Gravis (MG) es una enfermedad neuromuscular, originada por la ruptura en la comunicación entre los nervios y los músculos. Causa debilidad o fatiga de los músculos que se encuentran bajo el control voluntario, lo cual dificulta o impide que se puedan realizar tareas, que, en condiciones normales, pueden hacerse fácilmente.

Puede afectar a personas de cualquier edad pero, más habitualmente, a mujeres menores de 40 y a hombres mayores de 60 años.  Hasta el momento, no existe la cura para esta enfermedad, sin embargo, la detección temprana y el tratamiento adecuado pueden ayudar a aliviar los síntomas.

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano, se aprovechó para recordar en la fecha, que el sistema de salud provincial, cuenta con el Programa de Miastenia Gravis, con sede en el hospital Central, destinado a la atención y abordaje de la enfermedad.

Al respecto, el responsable del Programa, neurólogo Miguel Campuzano, mencionó que, entre los síntomas, se advierten mayormente “debilidad muscular progresiva, que empeora con el correr de las horas, por ejemplo, en los brazos y las piernas. Caída de los párpados o visión doble, que también mejora con el descanso. Dificultades para hablar, masticar, tragar y respirar”.

Comentó que los consultorios del servicio de neurología en el hospital, están disponibles para la atención “de lunes a viernes, de 7.00 a 10.00 horas, con turnos programados” y quienes deseen consultar sobre los síntomas antes descriptos, pueden hacerlo en el centro de salud más cercano al domicilio “porque desde allí se gestionan y programan directamente los turnos. O bien, acercándose al hospital”.

Explicó que una vez que el paciente recibe la atención, se solicitan una serie de estudios, necesarios para confirmar el diagnóstico, tales como: electromiograma, tomografías y laboratorios de sangre. Posteriormente, se indica el tratamiento y se continúa con los controles periódicos para monitorear la evolución de cada paciente.

Sobre lo anterior, precisó que el abordaje completo: consulta, interconsultas, estudios, diagnóstico, tratamiento y seguimiento “son totalmente gratuitos, sin ningún costo para los pacientes y a cargo del sistema público de salud”.