Compartir

Unas 800 organizaciones asociativas, como cooperativas y consorcios, en las cuales de manera directa e indirecta brinda el sustento a unas 15 mil personas, son dos números que marcan magnitud que alcanzo un estratégico sector como la economía social en la provincia.

Lo señalado fue certificado por el subsecretario de Economía Social, Ricardo Fischer, quien se refirió al sector en coincidencia con el “Día internacional de las cooperativas” que se celebra anualmente el primer sábado de julio.

El lema escogido para este año 2019 es: “Cooperativa por un trabajo digno”, o sea instándose a poner en valor “todo lo vinculado a la economía social y donde toda persona de manera asociada trata de progresar, para lo cual crean empresas de ayuda mutua y democráticamente controladas. O sea cada persona es el destinatario y centro de las acciones”, significo.

Historió cuando a fines de los ´60 y principios de los ´70 a instancia de las condiciones de un crédito internacional se crearon cooperativas de agua potable en el interior, las cuales con el correr del tiempo se vieron imposibilitadas de nuevas inversiones para ampliar sus plantas y cubrir las mayores demandas propias de los pueblos en expansión. “Fue el estado provincial quien se hizo cargo de los proyectos para ampliar o hacer nuevas plantas, incluso se continúa realizando obras con recursos genuinos, y se estatizo el servicio en cada pueblo. Algo similar ocurrió con el suministro eléctrico rural y de la misma forma la provincia se hizo cargo realizando inversiones de envergadura y prestando el fundamental servicio”, explico.

Concluyo en que “antes teníamos un cooperativismo netamente de servicios y hoy se expandió con el cooperativo de trabajo y comercialización con la idea de aliarse para crecer con diferentes tipos de emprendimientos”.

Fischer cuantifico que “a la fecha llevamos creadas 800 cooperativas en actividades de rubros donde las personas antes estaban desprotegidas, como ladrilleros, pequeños madereros, costureras, productores agropecuarios y los de miel, queseros de la zona sur”.

“Es mucha la gente que no tenía trabajo y decidió juntarse creando una empresa, con lo cual por ejemplo se descentralizo la labor en las municipalidades y comisiones de fomento. Incluso en el mismo ámbito del PE muchas veces se contrata una cooperativa para que realice determinada actividad”, sostuvo.

Pondero finalmente que “más de 15 mil personas de manera directa e indirecta están involucradas en organizaciones asociativas, es decir que su sustento depende de las cooperativas o consorcios en las que se han agrupado en este sistema donde se prioriza a la persona por sobre el capital”.