Compartir

Luego de que la Defensoría del Pueblo de la Provincia llevara a cabo relevamientos de precios de productos de la ia, así como de carne vacuna, pollo y cerdo, surgen incrementos que van desde un 40 a un 70 por ciento.

Incluso y consultado aproximadamente a unos cincuenta vecinos de nuestra ciudad de diferentes barrios; todos coincidieron en que  luego del pago del aguinaldo,  los supermercados y autoservicios remarcaran aún más los precios, sobre todo las bebidas, carnes blancas, frutas y verduras.

Desde el Organismo de la Constitución se prevé que “la Canasta Navideña llegara este año como base hasta un 40 % más respecto a la de diciembre del año 2015”, y por ello sugirieron a los consumidores, que no es una buena decisión comprar ahora para las fiestas, pues esto incentiva a los comerciantes a aumentar másaun los precios.

En este contexto se decidió peticionar a la secretaria de Comercio Interior de Nación que ejerza realmente su poder de policía en forma concreta en defensa del salario de la gente dado que, “incluso los datos oficiales no pueden colocar a la Canasta Navideña por debajo de un 40% para este año y las subas prevén aumentos que serán abarcativos incluso de hasta los  cortes de carne en un 30% que se acostumbran a comprar para esas fechas, lo que es todo un abuso, por los excesivos márgenes de ganancias de un sector comercial altamente concentrado y sin competencias”.

El Ombudsman José Leonardo Gialluca, señalo que “con seguridad en estas fiestas de fin de año el consumo de las familias formoseñas serámucho menor, siendo necesario que los consumidores nos acerquemos a los lugares de venta mayoristas, donde se pueden hacer diferencias importantes a nuestro favor y adquirir lo justo y necesario, (teniendo en cuenta que en estos lugares los beneficios se obtiene de adquirir 3 o 4 productos iguales) “puesto que las mercaderías luego de pasada la primer quincena de enero empiezan a bajar de costos o la ponen en promociones, ya que los comerciantes deben venderlos y para ello no hay que hacerles el juego en momentos en que los productos tienen precios que no son reales y por lo tanto abusivos”.

Por otro lado se sugirió también observar en todos los enlatados las fechas de vencimiento y buscar productos panificados como pan dulce y budín en panaderías de barrios que poseen buena calidad y mejores precios.

Entendemos que por los incrementos de los precios de la Canasta Navideña y por la suba de la Canasta Básica de Alimentos, aun adquiriendo productos de segunda y terceras marcas este año a muchas familias les será muy difícil comprar productos típicos para estas fiestas.