Compartir

El médico infectólogo Julián Bibolini, informó que los números de contagios y casos graves por coronavirus continúan disminuyendo, lo que se atribuye a las medidas sanitarias establecidas como la implementación del ASPO (Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio), y la insistencia en respetar el distanciamiento social, lavarse frecuentemente las manos y utilizar obligatoriamente el barbijo.

“Las medidas establecidas tuvieron su impacto importante para bajar rápidamente los casos, tuvo una demora de casi un mes y medio debido a la alta carga de circulación viral existente y la variedad de Manaos que se transmite más fácilmente”, comenzó el especialista.

Asimismo, advirtió que “todavía falta bastante recorrido para cantar victoria, esto no ha terminado, aún falta terminar la vacunación a toda la población posible, que a medida que vayan llegando las vacunas se seguirá inmunizando”.

Sobre la cantidad de pacientes en Unidad de Terapia Intensiva (UTI), marcó que “el número de casos empezó a disminuir y así también disminuye paulatinamente la utilización de las terapias intensivas, actualmente son 124 los pacientes que requieren una cama en UTI. Descienden lentamente los números, pero descienden”.

Por último, Bibolini insistió en continuar con las medidas sanitarias que protegen a toda la comunidad: Lavado frecuente de manos con agua y jabón, utilización de alcohol en gel, distanciamiento social con personas no convivientes y la ventilación de los ambientes.