Compartir

En sede del Consejo Profesional de la Abogacía de Formosa, tuvo lugar este viernes 30 de septiembre la jornada de capacitación correspondiente al cuarto módulo de la Diplomatura sobre “Géneros y Violencia de Géneros para Abogados y Abogadas”.

Acompañaron la actividad el presidente del Consejo Horacio Gorleri y la fiscal de Estado Stella Maris Zabala.  En esta oportunidad, la encargada de dictar el módulo fue la doctora Soledad Deza y equipo de trabajo con el tema: Violencias por motivos de géneros: abogar feminista. 

Al tomar contacto con la prensa la disertante valoró la articulación para hacer posible esta diplomatura; y la coordinación en materia organizativa por parte de la Fiscalía de Estado, Consejo Profesional de la Abogacía, Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial; y Gobierno de la Provincia. 

Comentó que su charla abordó aspectos que hacen al ejercicio de una abogacía feminista; y la violencia de género. “Entablamos estas temáticas en forma integral, violencia – género; herramientas desde el derecho para corregir desigualdades y puntos para evitar desigualdades”.

De esta manera, la profesional del derecho resaltó el éxito de la jornada en cuanto a convocatoria, con la presencia de juezas y jueces, fiscales y abogados en general que se dieron cita a este nuevo módulo de la diplomatura que consta de un total de: 8 módulos, que se extienden por cuatro meses, mediante cursos físicos y en parte de manera virtual para 120 abogados.

“De forma virtual hablamos de los tipos de violencia; y ahora más que nada estamos analizando la perspectiva de género desde el derecho y cómo se proyecta a cada rama del derecho”, puntualizó Deza.  

Sostuvo que “no se puede administrar perspectiva de género, ni administrar justicia, sin perspectiva de género” y “para eso se necesita un abordaje interdisciplinario; profesionales de la abogacía comprometidos con este enfoque humano y una sociedad que se replantee los diferentes estereotipos que valida; las masculinidades hegemónicas y las femineidades que se habilitan”.

Consultada por la mirada de la Justicia con respecto a la perspectiva de género, aseguró que es “receptiva”, aunque es prioritario acortar plazos, avanzar con respuestas diversas para problemáticas que se presentan como iguales, pero no lo son.

“Se necesita prestar atención en quienes son los protagonistas de los conflictos y creatividad en el derecho”, testimonió. 

Finalmente, consideró que la luz al final del túnel “es que no se necesiten de estas capaciones en un futuro no muy lejano; y contar con una sociedad más pacífica, justa e igualitaria”.