Se realizó el primer procedimiento de medición de presiones intracoronaria en el HAC

Compartir

El Servicio de Hemodinámica e Intervenciones por Cateterismo del Hospital de Alta Complejidad «Pte. Juan Domingo Perón» incorporó equipamiento de última generación convirtiéndose en el Primer Hospital Público de la Región en incorporar la Tomografía de Coherencia Óptica y Medición de Presión Invasiva Intracoronaria.

La primera evaluación funcional de flujo (RFR) se realizó a un paciente con estenosis coronaria de grado moderado con repercusión clínica con el objetivo de determinar la necesidad de tratar y analizar el beneficio del implante de stent en dichas estenosis.

El procedimiento consiste en el avance de una delgada guía intracoronaria que permite realizar registros de presión intracoronaria en la zona de la estenosis a evaluar y así determinar si el implante de un stent redundará en beneficios para el paciente optimizando el flujo coronario.

Los profesionales del servicio comentaron: “La incorporación de estos procedimientos, tanto la medición de presión intracoronaria como la tomografía intra-vascular, a la oferta prestacional de la institución se tornan esenciales en la práctica diaria, permitiendo concluir que una Angioplastia coronaria con stent alcanzó un resultado óptimo no sólo angiográfico sino también funcional”.

 “Este es el puntapié inicial de una serie de nuevas técnicas que se irán incorporando progresivamente con el objetivo de dar respuesta a la creciente demanda en la resolución de casos complejos por vía endovascular de manera mínimamente invasiva, y que estarán al alcance de todos los pacientes que las requieran sin ser un impedimento el no contar con cobertura social”, agregaron.

Para finalizar añadieron: “Esto no sería posible sin la Política de Salud Pública distributiva actualmente vigente, y un equipo de profesionales médicos, técnicos, enfermeros, personal administrativo y de servicio, altamente calificados con una profunda vocación de servicio hacia pacientes con patologías cardiovasculares críticas”.