Compartir

Este jueves, y como sucede todos los días,se continúan las de acciones que comprende la Campaña contra el mosquito aedesaegypti, vector del dengue, chikungunya y zika. Habrá fumigación y prevención en distintas localidades del interior, se adelantó desde el Ministerio de Desarrollo Humano formoseño.

Las localidades alcanzadas en el día de hoy serán: Clorinda, Laguna Blanca, Los chiriguanos, Ingeniero Juárez, Las Lomitas, entre otras.

Se trabajará con rociado domiciliarias y descacharrizados; además de  fumigado espacial por medio de recorridas que concretan móviles provistos con equipamientos especiales en las calles, plazas y otros espacios públicos de cada localidad.

Los mismos se llevarán adelante en horas tempranas de la mañana y a la tarde antes de oscurecer, momentos en que presenta una mayor actividad el mosquito Aedes Aegypti, vector de las tres enfermedades antes mencionadas.

Eliminar al mosquito

La cartera sanitaria provincial señaló que eliminar los criaderos de este mosquito la medida fundamental. Cualquier objeto o espacio natural o artificial que forme paredes puede convertirse en un lugar ideal para el desarrollo del insecto, ya que para su reproducción se adhiere a las paredes de los recipientes que contengan agua limpia acumulada.

Por tal motivo, se insiste en el cumplimiento de una serie de medidas que deben concretarse diariamente, como desechar todos los recipientes que no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados, partes de juguetes, entre otros).

Además debe evitarse que se acumule agua en aquellos objetos que se utilizan diariamente, tapándolos herméticamente, colocándolos boca abajo o bajo techo como los baldes, palanganas, cisternas, depósitos de agua, aljibes.

Los patios, jardines y terrenos baldíos deben mantenerse desmalezados y limpios. Por otra parte, diariamente, deben limpiarse cepillando las paredes y cambiándose el agua de los floreros, portamacetas y bebederos de animales domésticos y mascotas; es necesario también limpiar periódicamente con agua caliente las canaletas y rejillas y clorar o mantener vacías las piletas de natación.

Otra medida esencial es proteger el cuerpo de la picadura de este insecto, por ello se recomienda aplicarse repelente, teniendo en cuenta que debe ser renovado cada tres horas ya que sus efectos duran por este periodo de tiempo.