Compartir

El ministro de Cultura y Educación, el doctor Alberto Zorrilla, remarcó que en la zona del oeste formoseño afectado por la crecida del río Pilcomayo «se sigue trabajando con mucha intensidad y en forma mancomunada».

Desde el Centro de Evacuados, el titular de la cartera educativa refirió que «estamos para coordinar y conducir este proceso complejo de traslado de los evacuados, los trabajos en las defensas y la acción de la salud y la educación».

Dijo que las 420 familias evacuadas «están ordenadamente ubicadas todas y cada una con sus casillas provisorias», agregando que «desde este Centro se trabaja en el centro de salud instalado y nuestros docentes acompañan a sus alumnos».

«Están funcionando las escuelas y estamos trabajando principalmente con la asistencia alimentaria y la contención de los chicos», subrayó Zorrilla, indicando que «todas las escuelas primarias y los jardines que se han inundado y los que se han evacuado funcionan en este Centro, ubicado en el cruce de la ruta 39 y el camino que va a Vaca Perdida».

«Estamos en el orden más o menos de los 600 niños que estamos asistiendo en las escuelas que mudamos al Centro, donde se trabaja con el comedor. Se hace desayuno, almuerzo y merienda, y las familias tienen sus provisiones para el resto de las comidas. También se desarrollan espacios de creatividad y se estimula a los chicos para que hagan actividades escolares, recreativas y artísticas», precisó.

Finalmente el ministro de Educación destacó el «denodado trabajo que realizan los compañeros en las barreras», subrayando que «se sigue trabajando con mucha intensidad y en forma mancomunada».