Compartir

Mediante recorridas, casa por casa, se programaron turnos para atenciones pediátricas y obstétricas en el centro de salud

Niños y embarazadas del Lote 111 recibieron la visita de un equipo del centro de salud “Luis María Codda” del barrio Liborsi, de nuestra ciudad, quienes dispusieron un nuevo accionar en terreno planificado, con el objetivo de efectivizar la captación de pacientes que necesitan cumplimentar sus controles de salud.

Obstetras, enfermeros, trabajadores sociales y agentes sanitarios, conformaron el equipo de salud que visitó casa por casa, a fin de relevar el estado de salud de los vecinos, captar a los niños pequeños, embarazadas y puérperas, como parte del monitoreo permanente que se realiza a estos grupos específicos, desde el centro sanitario.

En cuanto a los chicos, en esta ocasión, se trató de los menores de 2 años. “Son niños que fueron registrados en los días que estuvimos recorriendo las casas para aplicar las vacunas del calendario, correspondientes a esta franja etaria”, revelaron desde la dirección del mencionado centro de salud.

“Se programaron turnos para las respectivas atenciones pediátricas en el centro de salud, también los que necesitaban interconsultas con otras especialidades. Y si bien se relevó a todos los chiquitos, el hincapié fue puesto en los que tienen antecedentes de otros factores de riesgo y diagnóstico de enfermedades crónicas”, añadieron.

Respecto a las embarazadas y puérperas, puntualizaron que “fueron re captadas las que no acudieron a los últimos turnos programados para sus controles periódicos”. Y agregaron que “se programaron nuevamente los turnos con los obstetras, tanto para los chequeos prenatales como para los que deben hacerse luego del parto, durante el periodo de puerperio, incluidos los análisis de laboratorio, ecografías y otros estudios que forman parte del seguimiento para ambas etapas”.

Sobre las salidas a terreno con visitas por las casas, recordaron que se hacen de forma habitual, planificada y periódica. “Se establece, asimismo, el diálogo con las familias para difundir hábitos sanos, que promuevan la buena salud y para concientizar sobre la importancia de las vacunas para prevenir enfermedades”, mencionaron entre otros puntos beneficiosos de este accionar. 

Al tiempo indicaron que, mediante esta actividad, se aprovecha para invitar a las familias a “acercarse al centro de salud para recibir los servicios que se encuentran disponibles”, los cuales se siguen prestando “a pesar de la de la cuarentena por la pandemia de COVID -19, para continuar cuidando la salud de los vecinos, con los protocolos y con las medidas de seguridad necesarias”.