Señala que la provincia seguirá más firme que nunca

Compartir

En La Bomba culminó la nueva gira que por el centro oeste de la provincia realizó el gobernador Gildo Insfrán para tomar contacto con las comunidades originarias jurisdiccionales y dejar inauguradas obras para la educación en sus distintos niveles de enseñanza al tiempo que aludió al gobierno nacional, a los que descalifican a la provincia y a su persona, a su permanencia en el cargo y la frustración de quienes habían amenazado con “voltear” Formosa.

Haciendo una comparación con los resultados logrados por quienes se ufanan de contar con el mejor equipo de los últimos 50 años, el mandatario resaltó que la provincia culmina el ejercicio sin déficit a lo que se agrega que, por una administración austera y responsable, carezca de deuda.

Coincidiendo con el intendente de Las Lomitas –Atilio Basualdo- el mandatario manifestó que las obras que se construyen a lo largo y ancho del territorio no son la consecuencia de los cortes de rutas como algunos argumentan sino el fruto de una planificación seria y responsable que contempla las necesidades de cada puntos de la provincia.

Con relación a las críticas, se obligó a hacer comparaciones al mencionar la situación difícil que les toca vivir a otras provincias que están tomando créditos para gastos corrientes y que el 31 de diciembre próximo les vence la prórroga otorgada por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner para que cumplan con las deudas que mantienen con la Nación más sus intereses, señalando que desde enero verán que no tendrán ingresos en materia de coparticipación impositiva lo que complicará la administración y, sobre todo, les impedirá cumplir con los pagos de sueldos.

“Pueden decir lo que quieran”, fue su respuesta tras lo cual recordó que aquí ya se pagaron los sueldos a los estatales en actividad y a los jubilados de la Caja de Previsión Social.

Además, reiteró que antes de fin de año se pagarán sueldo y aguinaldo mientras dialoga con los gremios para determinar cómo se implementa el bono prometido.

Trascartón, expresó: “Esto les dolió” para señalar que desde entonces comenzó una campaña a través de las redes sociales para desmerecer el esfuerzo que se está por hacer”, resaltando la anticipada medida adoptada por Corrientes que fijó el bono en 800 pesos por lo que, a su entender, pretendieron correr la meta publicando una foto suya con el anuncio que el bono será de 7.000 pesos.

 

“Esto nos demuestra- subraya- que verdaderamente están preocupados y asustados porque la amenaza que hicieron de que Formosa van a “voltear”, se equivocan, porque seguirá más firme que nunca”.