Compartir

Mediante un minucioso trabajo de los equipos interdisciplinarios que, además de las atenciones y controles, se ocupan de acompañar y contener a los que transitan el aislamiento.

La directora del Centro de Salud del barrio San Antonio, doctora Carina Guillard, brindó detalles sobre el minucioso seguimiento que el sistema público de salud, brinda a los pacientes COVID positivos que se encuentran alojados en los dos Centros de Atención Sanitaria –CAS- que ella tiene a su cargo.

Se trata, por un lado, del CAS Nº 11 que funciona en la EPES Nº 54 “Colegio Nacional Juan José Silva” que tiene una capacidad de alojamiento para 114 personas. Y el CAS Nº 44 Club “Defensores de Evita” que puede albergar hasta 35 pacientes.

En ambos casos, el alojamiento está dividido en circuitos. El CAS de la escuela secundaria está dividido en cinco circuitos, separados entre la planta alta y baja. Mientras que el CAS del club deportivo está dividido en cuatro circuitos. “Los circuitos están separados a fin de organizarnos mejor para la atención y los controles diarios”, indicó la doctora.

Avanzó describiendo que, en algunos circuitos hay mujeres y en otros están alojados los hombres. “Salvo en situaciones especiales, como por ejemplo madres con niños o familias completas, que no los separamos para mantener el vínculo y la unión familiar durante los días de aislamiento”.

Respecto al monitoreo que se hace al paciente desde el primero momento de su ingreso al CAS, reveló que hacen un primer registro de controles ni bien llega. “En esa primera entrevista, a partir de los controles se determina si el paciente tiene alguna enfermedad de base que puede ser: diabetes, hipertensión, celiaquía, enfermedad renal, entre otras que se consideran preexistentes”.

“A ellos, estrictamente se le pide un laboratorio y una placa de Rx. Lo mismo, se repite en los que, aunque no tienen patología crónica, presentan una sintomatología que amerita estos estudios. Solicitamos el estudio necesario y al día siguiente vienen los técnicos capacitados, con un equipo móvil de Rx y de laboratorio, montados en un vehículo especial destinado a esa tarea. Metodología que empleamos para pacientes de todas las edades”, añadió.

Aseguró que los dos centros cuentan con guardias de enfermería las 24 hs, todos los días de la semana. “Llevan a cabo el control de signos vitales, tensión arterial, saturación de oxígeno, temperatura, frecuencia cardiaca y respiratoria, glucotest para ver el nivel de glucosa en sangre, los cuales se acentúan en los enfermos crónicos porque, por su condición vulnerable, demandan un mayor control”.

En tanto que la revisión médica, se hace todos los días por la mañana. “Además, de esa atención matutina, dependiendo de la demanda de cada paciente. Es decir, si presenta síntomas que merecen más frecuencia en la evaluación, o si el paciente lo pide porque no se siente bien porque surge algún síntoma que no estaba”.

Sobre la medicación, explicó que se indica, de acuerdo a los controles, tanto de enfermería como médicos. “Yo, trato que sean en paralelo ambos controles, justamente para ir dando también la medicación en ese mismo momento. Tenemos pacientes que traen sus medicamentos desde la casa y otros a los que les entregamos gratuitamente porque no los tienen. De todos modos, a todos los que necesitan, se les dan los medicamentos de manera gratuita, que son proveídos a los CAS desde UCPIM (Unidad de Compras de Productos e Insumos Medicinales) de la provincia”, detalló.

Terapia con suero equino

Más adelante, Guillar precisó como se establece la aplicación del suero equino, tratamiento indicado en los casos de pacientes en estado leve a moderado, destinado a evitar la evolución a estados más graves de la enfermedad por COVID.

Señaló que los resultados de los exámenes y de los estudios se cargan en el sistema SIGhO y desde allí son evaluados por el equipo interdisciplinario “para indicar, si corresponde, la aplicación del suero equino. El objetivo es hacer la captación rápida del paciente que requiere el tratamiento, ya que es muy efectivo en estos casos, para prevenir que empeore y sobre todo para favorecer a su recuperación”.