Compartir

Atilio Zayas es uno de los tantos despedidos de la Delegación Formosa de la Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación, cuya oficina fue casi desmantelada en el marco del ajuste y desguace de las oficinas públicas que viene materializando en todo el país la gestión del presidente Mauricio Macri.

A un año de su despido del mencionado organismo nacional, Zayas lamentó que “pasa el tiempo, pero siempre está presente la situación de miles y miles de trabajadores despedidos”, denunciando que “22 compañeros fuimos despedidos de Agricultura Familiar en Formosa”.

“Mi situación laboral está judicializada, así que seguimos peleándola, saliendo y militando día a día con los vecinos, los amigos y los compañeros”, refirió el miembro de la comisión directiva de ATE y congresal nacional de la CTA, apuntando que “tenemos distintas situaciones de diversas familias que hoy están padeciendo, llenas de necesidades, no hay trabajo y hay pocas changas. Estamos viviendo una situación muy complicada”.

Subrayó que “tenemos que cambiar el modelo de Gobierno Nacional, no hay otra cosa. Es muy fea la situación que estamos padeciendo. Todo ciudadano siente las necesidades que puede llegar a tener su familia”.