Sigue en el interior el exhaustivo control de salud a los escolares de los niveles inicial y primario

Compartir

Mediante atenciones multidisciplinarias llevadas adelante por el Programa Provincial de Libretas de Salud Escolar.

En el jardín de infantes “Ángeles” del Instituto San José de la localidad de Comandante Fontana, se desplegó un amplio operativo de Libretas de Salud Escolar, que alcanzó a las niñas y niños que, en el presente año, asisten a la sala de 5 años.

La jornada, a cargo de un equipo de salud del hospital de Comandante Fontana, dio inicio con controles odontológicos a los jardineritos. Fueron confeccionados posteriormente, los respectivos odontogramas y según cada caso, se realizó la programación de turnos en el nosocomio, para quienes necesitaban realizar un tratamiento. 

A su vez, los profesionales dieron consejos para cuidar la salud de los dientes y la boca, con demostraciones prácticas que enseñaron la forma correcta de hacer el cepillado diariamente “luego de cada comida, antes de dormirse por la noche y al levantarse por la mañana”, recalcaron desde el servicio de odontología del efector.

También instruyeron a los pequeños sobre el uso del hilo dental y fomentaron en ellos la visita al odontólogo, indicando que debe hacerse, al menos, 2 veces al año y como mínimo cada 6 meses, para detectar caries y otros problemas que pueden presentarse tanto en los dientes como en otras partes de la boca.

Asimismo, para captar la atención de los más chiquitos, a través variados entretenimientos, explicaron la importancia de consumir alimentos sanos, como una de las medidas fundamentales para tener la boca y los dientes sanos. Y se entregaron kits odontológicos, compuestos por pasta y cepillo dental. 

Más evaluaciones

Seguidamente, se efectuaron mediciones antropométricas de peso y talla, tensión arterial, temperatura, latidos y frecuencia cardiaca, más otros que se sumaron según las indicaciones médicas. 

Lo anterior fue complementado con exámenes de la agudeza auditiva y visual, revisiones psicomotoras y otros exámenes, tanto físicos como clínicos, establecidos por los pediatras para los niños y niñas de esta franja etaria.

Asimismo, los jardineritos recibieron la aplicación de las vacunas de Calendario, destinadas al ingreso escolar -entre 5 y 6 años-: primer refuerzo de la vacuna SALK contra la poliomielitis; segunda dosis de vacuna triple viral que previene el sarampión, la rubéola y las paperas; segundo refuerzo de la triple bacteriana celular que previene la difteria, la tos convulsa, y el tétanos; más la segunda dosis de vacuna contra la varicela, incorporada al calendario a partir del mes de marzo del presente año.

Además, fueron aplicadas las dosis de vacuna COVID, tanto para quienes debían completar el esquema ya habilitado para esta edad, como para quienes aún no lo habían iniciado con la primera dosis.